Justin Bieber anticipa el fin del concierto en Sao Paulo tras recibir botellazo

Justin Bieber (Justin Bieber)

sociedad

| 04.11.2013 - 11:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El cantante canadiense Justin Bieber terminó con algunos minutos de adelanto el concierto que ofreció anoche en la ciudad brasileña de Sao Paulo, después de que una botella de plástico lanzada por uno de sus aficionados le impactara en la mano y le hiciera caer el micrófono.

Tras el incidente, el ídolo pop reaccionó con una visible mirada de irritación; dio la espalda al público y abandonó el escenario en el Arena Ahembi de Sao Paulo cuando ya estaba acabando la música de "Boyfriend", según se ve en vídeos subido a las redes sociales por algunos de los asistentes al concierto.

Los organizadores del espectáculo se negaron a comentar el incidente y no aclararon si el cantante anticipó o no el fin de su presentación.

Sin embargo y según la lista de temas que el canadiense tenía previsto interpretar -divulgada antes del concierto- Bieber no cantó su principal éxito entre las adolescentes.

Las fans tuvieron que abandonar la Arena Anhembi sin escuchar "Baby", tema con el que Bieber acaba todas sus presentaciones de la actual gira, "BelieveTour".

Pese a los gritos, el llanto y la histeria de las adolescentes, Bieber no regresó al escenario, y solo lo hizo uno de sus músicos para recoger el micrófono que aún estaba en el suelo.

El incidente y el claro doblaje de algunas músicas no impidieron que muchas de las admiradoras del ídolo pop salieran eufóricas tras haber asistido a la presentación del cantante, especialmente cuando se quedó en camisa regata.

A los interminables coros de "Justin, te amo", el cantante respondió en la mitad del concierto con la invitación para que una de sus admiradoras subiera al escenario y poder cantarle mirándola a los ojos, llenos de lágrimas.