'Juegos de Tronos' acapara con 'Veep' los principales galardones de los premios Emmy

sociedad

| 21.09.2015 - 11:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La serie 'Juego de Tronos' y la comedia política 'Veep' han acaparado los principales premios Emmy de la televisión estadounidense, que han celebrado su 67ª edición, superando a otros favoritos como 'Mad Men' y 'Modern Family'.

Así, 'Juego de Tronos' se llevó su primer Emmy a la mejor serie dramática en sus cinco años en el aire. La serie también se hizo con el premio a la mejor dirección (David Nutter), mejor guión (David Benioff y D.B. Weiss) y mejor actor de reparto (Peter Dinklage, que interpreta a Tyrion Lannister).

"Gracias a la HBO por creer en los dragones", afirmó en la gala celebrada en el Teatro Microsoft de Los Angeles uno de sus creadores, David Benioff, al recibir el galardón que coronaba a la ficción como el mejor drama de la televisión.

Además, 'Veep', también de la cadena HBO, terminó con el reinado de cinco años de 'Modern Family' (de la ABC) en la categoría de mejor serie de comedia.

Por su parte, Julia Louis-Dreyfus fue reconocida (por cuarto año consecutivo) con el premio a la mejor actriz en una serie de comedia por interpretar a Selina Meyer en 'Veep', mientras que Tony Hale, quien interpreta a su asesor, fue nombrado nuevamente mejor actor de reparto en una serie de comedia. 'Veep' también se llevó la estatuilla por mejor guión para una serie de comedia.

Además, Jeffrey Tambor se llevó el Emmy al mejor actor en una serie de comedia por su interpretación en 'Transparent', de Amazon.com, que también ganó en el apartado de mejor dirección en una serie de comedia.

Jon Hamm finalmente conquistó el Emmy a mejor actor en una serie dramática por interpretar a Don Draper en 'Mad Men', de AMC; y Viola Davis se convirtió en la primera afroamericana que gana el Emmy a la mejor actriz principal en una serie dramática por su papel de una dura abogada en 'Cómo defender a un asesino', de ABC.

"La única cosa que separa a las mujeres de color de cualquier otra persona es la oportunidad", dijo Davis. "No se puede ganar un Emmy por papeles que simplemente no existen", concluía el emotivo e inspirador discurso de la actriz.