Juan Pablo II será el décimo papa beato proclamado por la Iglesia católica

sociedad

| 30.04.2011 - 11:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Papa Juan Pablo II se convertirá este domingo 1 de mayo en el décimo Sumo Pontífice beato que proclama la Iglesia Católica de los 265 papas que han gobernado la Iglesia en sus 2011 años de historia.

Karol Wojtyla fue elevado al solio pontificio el 16 de octubre de 1978 como el Papa número 264 de la Iglesia católica y será beatificado por su sucesor, Benedicto XVI, el próximo 1 de mayo en la Plaza de San Pedro.

Es la primera vez en la historia de la Iglesia que un papa es beatificado por su inmediato sucesor, en este caso Benedicto XVI, que fue un gran colaborador de Juan Pablo II al frente de la Congregación de la Doctrina de la Fe cuando era el cardenal Prefecto de este dicasterio.

Los ocho papas beatos precedentes son Víctor III (cuyo papado duró del 1086 al 1087), Urbano II (1088-1099), Eugenio III (1145-1153), Gregorio X (1271-1276), Inocencio V (1276), Benedicto XI (1303-1304), Urbano V (1362-1370), Inocencio XI (1676-1689) y Juan XXIII (1958-1973) que fue beatificado precisamente por Juan Pablo II en la Plaza de San Pedro en el año 2000.

El cuerpo de Inocencio XI fue trasladado en el mes de abril desde la Capilla de San Sebastián a la Capilla de la Transfiguración para dejar paso posteriormente al féretro de Juan Pablo II, que será instalado en la Capilla de San Sebastián para que "sea más fácil para los peregrinos" acudir a venerar al Papa polaco, según afirmó el portavoz de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi.

79 PAPAS SANTOS

En total, la Iglesia católica ha canonizado a 79 papas. Los primeros 49 pontífices, incluido el Apóstol San Pedro, han sido todos canonizados.

Según ha explicado a Europa Press el profesor de Historia de la Iglesia de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz, don Carlo Pioppi, "es normal que en los primeros siglos haya tantos papas santos" porque "el proceso de canonización no se había establecido" y por lo tanto la proclamación de un santo "se realizaba por el pueblo de forma espontánea".

Además, Don Carlo Pioppi ha destacado que también "hay muchos papas santos porque vivieron en época de persecución, y muchos fueron martirizados", como es el caso de Urbano I, Clemente I o el mismo San Pedro, que fue crucificado boca abajo en la persecución del emperador romano Nerón.

Sin embargo, Pioppi ha asegurado que "en la edad moderna y contemporánea" los papas santos o beatos "son muy pocos" y a partir del siglo XVI "tan sólo lo son San Pio V, el beato Inocencio XI, San Pio X y los beatos de la época contemporánea, Juan XXIII y Juan Pablo II".

El problema principal, según ha explicado Carlo Pioppi, es que a partir del siglo XVI y "un poco antes" se ha establecido "el modo de iniciar una causa de beatificación" lo que obliga a "encontrar a alguien que promueva esa causa". Por ello, "la mayor parte de los santos de esa época son religiosos, porque estaba detrás la congregación que tiene la fuerza de continuar en el tiempo" la causa de canonización. Asimismo, Carlo Pioppi afirma que "en la edad moderna no hay papas que sobresalgan especialmente ni que tengan una relevancia enorme como la tuvo Juan Pablo II" en sus 27 años de Pontificado.

El Pontificado de Juan Pablo II fue el tercero más largo de la historia, después del papado de San Pedro, de quien no se conoce la fecha exacta de su inicio y el Pontificado de Pio IX, que duró 31 años.