Juan Pablo II estuvo 27 años al frente del Pontificado

sociedad

| 30.04.2011 - 11:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Karol Jozef Wojtyla, que será beatificado este domingo, nació en Wadowice, cerca de la ciudad de Cracovia (Polonia), el 18 de mayo de 1920 y fue con la muerte de su madre en 1929, cuando nació su culto a la Virgen María, a quien Karol Wojtyla entregó por completo su vida y que tiempo después inspirará su lema episcopal, 'Totus Tuus' --todo tuyo--.

Al terminar sus estudios de enseñanza media, Wojtyla pasó a la Universidad Jagellónica de Cracovia, donde se matriculó en Filosofía e ingresó en una escuela de teatro. No obstante, sólo estaría un año en la Universidad, ya que las fuerzas de ocupación nazi la cerraron en 1939, lo que obligó a Wojtyla a abandonar sus estudios y ponerse a trabajar en una cantera y poco después, en la fábrica química Solvay, para evitar ser deportado a los campos de concentración de Alemania.

En la fábrica, Wojtyla entró en contacto con el mundo obrero, lo que reforzó su interés por la cuestión social, que años después reflejaría en sus encíclicas 'Laborem Excersens', 'Sollicitudo Rei Socialis' y 'Centessimus Annus'.

En 1942 sintió la vocación al sacerdocio y siguió las clases de formación en el seminario clandestino de Cracovia, dirigido por el arzobispo de Cracovia, el cardenal Adam Sapieha. Karol Wojtyla promovió también el grupo clandestino 'Teatro Rapsódico' para proteger las obras polacas, que las fuerzas alemanas pretendían destruir.

Tras la II Guerra Mundial, Karol Wojtyla continuó sus estudios en el seminario mayor de Cracovia y en la Universidad Jagellónica. Wojtyla fue ordenado sacerdote el 1 de noviembre de 1946 por el arzobispo Sapieha, quien posteriormente le envió a Roma para realizar el doctorado en la Universidad Angelicum de Roma, que finalizaría con una tesis sobre el tema de la fe en las obras del santo español San Juan de la Cruz.

Wojtyla volvió a Polonia en 1948 para trabajar en algunas parroquias y como capellán de los universitarios de Cracovia hasta 1951, cuando reanudó sus estudios en Teología y Filosofía y pasó a ser profesor de Teología Moral y Ética en el seminario mayor de Cracovia y en la facultad de Teología de Lublin. Diez años después de su vuelta a Polonia, en 1958, Pio XII le nombró obispo auxiliar de Cracovia y en 1964 Pablo VI le nombró arzobispo de Cracovia, y le hizo cardenal en 1967.

Karol Wojtyla participó en el Concilio Vaticano II y contribuyó en gran parte a la elaboración de la constitución Gaudium et Spes. Como cardenal de Cracovia, tomó parte en las cinco asambleas del Sínodo de los obispos anteriores a su Pontificado.

EL PAPA POLACO

Los cardenales reunidos en Cónclave eligieron a Karol Wojtyla como Sumo Pontífice el 16 de octubre de 1978, siendo el primer Papa no italiano desde 1523. El 22 de octubre comenzó solemnemente su Pontificado, uno de los más largos de la historia de la Iglesia, que ha durado casi 27 años.

Entre sus documentos principales se incluyen 14 Encíclicas, 15 Exhortaciones Apostólicas, 11 Constituciones y 45 Cartas apostólicas. Además, pidió que se añadieran otros cinco misterios al Rosario, los llamados 'misterios de la Luz', dedicados a la vida pública de Jesús.

Juan Pablo II promulgó el Catecismo de la Iglesia Católica y reformó el Código de Derecho Canónico, así como el Código de Cánones de las Iglesias Orientales. Además, amplió el Colegio cardenalicio a 231 cardenales en nueve consistorios y reorganizó la Curia Romana.

De hecho, en 1981 nombró al entonces arzobispo de Múnich y Freisig, el cardenal Joseph Ratzinger, como prefecto para la Congregación para la Doctrina de la Fe, uno de los dicasterios más influyentes del Vaticano.

Asimismo, durante el Pontificado de Karol Wojtyla se proclamaron 1.341 beatos en 147 celebraciones y 482 santos, de los cuales 24 son españoles.

El Papa, que ha superado todos los récords, realizó 104 viajes fuera de Italia y 146 en el interior de este país. Además, Juan Pablo II instituyó las Jornadas Mundiales de la Juventud, un encuentro de jóvenes católicos de todo el mundo, que en el año 2000 reunió a más de dos millones de jóvenes en Roma y que este año se celebrará en Madrid y estará presidida por Benedicto XVI.

También creó las Jornadas Mundiales de la Familia y escribió una Exhortación apostólica dedicada a la familia, 'Familiaris Consortio'. Además, creó la Pontificia Academia para la Vida, que reúne a médicos y expertos en materias de bioética y un Pontificio Consejo para la Familia.

Precisamente, el milagro elegido por la Congregación para la Causa de los Santos para ser estudiado para el proceso de beatificación de Juan Pablo II fue la curación de la enfermedad de Párkinson de la madre Marie Simón Pierre, perteneciente a la Congregación de las Pequeñas Hermanas de la Maternidad.

LOS AÑOS DE ENFERMEDAD

El 13 de mayo de 1981, Juan Pablo II sufrió un atentado, perpetrado por el terrorista Alí Agca y fue hospitalizado en el Hospital Gemelli de Roma. El Pontífice fue operado durante cinco horas en el vientre, el hombro derecho y el índice de la mano derecha, aunque las balas no tocaron ningún órgano vital.

El 21 de junio de 1981, Juan Pablo II fue hospitalizado de nuevo por una pulmonía y dos días después confirmaron que tenía una infección de citomegalovirus. Entre 1992 y 1994 las entradas y salidas del Pontífice del hospital fueron asiduas. En 1992 se le detectó un tumor en el colon que resultó ser benigno y se le extirparon 30 centímetros de intestino. En 1994 fue ingresado por una caída y los médicos le implantaron una prótesis del fémur.

Sus últimos años estuvieron marcados por la enfermedad del Parkinson, que imposibilitaron sus movimientos en gran medida y le obligaron a utilizar casi constantemente una silla de ruedas en todos los actos. En el mes de enero de 2005 fue ingresado en el hospital Gemelli de Roma aquejado de una gripe que afectó a las cuerdas vocales y le dejó sin habla en sus últimos meses, pues le tuvieron que realizar una traqueotomía.

La última imagen del antecesor de Benedicto XVI fue la de la bendición de 'Urbi et Orbi' con motivo de la Pascua de Resurrección el 27 de Marzo de 2005, en la que no pudo pronunciar las palabras de bendición. Juan Pablo II falleció una semana después, el 2 de abril de 2005, y sus últimos momentos fueron seguidos por millones de personas en todo el mundo.

Su féretro fue visitado por más de 21.000 personas por hora, que esperaron una cola de cerca de 24 horas, en un homenaje sin precedentes en la historia. Sus exequias fueron concelebradas por 157 cardenales y asistieron más de un millón de peregrinos que confluyeron en Roma para asistir al funeral, junto con 159 delegaciones extranjeras.