Italia no confirma la liberación de la italiana secuestrada en Argelia

Tampoco hay alguna información de los cooperantes españoles que habían sido secuestrados con ella

Campamento de Tinduf

sociedad

| 03.03.2012 - 17:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministerio de Asuntos Exteriores italiano no confirmó la liberación de la cooperante italiana Rossella Urru, secuestrada el pasado 23 de octubre en Tinduf, en el sur de Argelia junto a dos cooperantes españoles.

La enviada del Ministerio de Exteriores de Italia para cuestiones humanitarias, Margherita Boniver, dijo a la televisión vía satélite "Skytg24" que "si fuera verdad lo sabríamos, pero no tenemos ninguna confirmación".

Tampoco hay alguna información de los cooperantes españoles que habían sido secuestrados con ella, Ainhoa Fernández de Rincón, perteneciente a la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura, y Enric Gonyalons, natural de Mallorca, cooperante de Mundubat.

Los medios de comunicación italianos habían afirmado citando fuentes de la familia que la joven había sido liberada anoche en Mali, pero posteriormente sus familiares pidieron "cautela", pues aun no había recibido la confirmación de Exteriores.

El diario "La Repubblica" en su edición en internet se hacía eco de las noticias publicadas hoy en la prensa de Mauritania y en las que se informaba de que la joven ha sido liberada a cambio de la excarcelación de un miliciano de Al Qaeda, Qaeda Ould Al-Mukhtar.

En Samugheo, en la isla Cerdeña, el pueblo de Rossella Urru, de 27 años, se había comenzado a celebrar la noticia de la liberación, pero los festejos se detuvieron ante la falta de confirmación por parte de la diplomacia italiana.

Rossella Urru y los dos cooperantes españoles habían sido secuestrados durante la noche del 22 al 23 de octubre de 2011 mientras se encontraban prestando ayuda en el campo de refugiados de Hassi Raduni, en el desierto argelino.

La italiana trabajaba desde hace dos años en este país en un proyecto humanitario para el Comité Internacional para el Desarrollo de los Pueblos.

El secuestro había sido reivindicado por un movimiento autodenominado "Monoteísmo y Yihad en el oeste de África", y no se sabía nada de los secuestrados desde el pasado 12 de diciembre, cuando un periodista francés informó de que había visto un vídeo con los tres secuestrados rodeados de hombres armados.

En las últimas noticias publicadas en los medios de información se afirmaba que los secuestrados podían estar en Mali o Níger.