"Isaac" toca tierra en el sureste de Luisiana

sociedad

| 29.08.2012 - 08:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El huracán de categoría uno "Isaac" tocó hoy tierra en el extremo sureste de Luisiana, que se encuentra en estado de emergencia, a 130 kilómetros por hora, con ráfagas más fuertes. El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos confirmó hoy la llegada del centro de "Isaac" a esa zona, cerca de donde se encuentra Nueva Orleans, a pocas horas de que el miércoles se cumpla el séptimo aniversario del azote del devastador "Katrina".

Concretamente, el centro del huracán tocó tierra al suroeste de la desembocadura del río Misisipi, en el distrito de Plaquemines, que había sido evacuado obligatoriamente por las autoridades. Ese distrito de Luisiana, que colinda al sur con el de Nueva Orleans, es el que más cantidad de agua tiene del estado (un 65 % de su territorio es agua).

"Fuertes vientos y peligrosa marejada ciclónica están teniendo lugar a lo largo de la costa norte del golfo de México", dijo hoy el CNH, cuyo anuncio de que "Isaac" había tocado tierra tuvo lugar precisamente cuando en el auditorio de Tampa (Florida) donde se celebra la Convención Nacional Republicana los delegados entonaban en himno cristiano "Amazing Grace".

Esta reunión tuvo que retrasar un día sus principales actos a causa de la amenaza de "Isaac" y muchos de los asistentes tuvieron que cancelar sus viajes para atender a lo que acontecía con este huracán.

En un boletín transmitido a las 00.00 GMT, el CNH detalló que el centro de "Isaac" había sido localizado a unos 15 kilómetros del suroeste de la desembocadura del río Misisipi y a unos 140 kilómetros al sureste de Nueva Orleans (29 grados norte y 89,4 grados oeste).

En la zona donde tocó tierra se detectaron olas de hasta 2,7 metros y, según el CNH, "Isaac" avanza a unos 13 kilómetros por hora, una velocidad relativamente lenta que preocupa a las autoridades locales, porque, dada la amplitud de su diámetro, hace prever que las condiciones de huracán se mantengan en la zona durante en torno a 36 horas.

Los vientos de categoría de huracán (a partir de 119 kilómetros por hora) se notan a 95 kilómetros de distancia del centro, sobre todo a su noreste y este, al tiempo que en un radio de hasta 295 kilómetros se perciben vientos de tormenta tropical (de 63 a 118 kilómetros por hora). Además, el área donde ha tocado tierra no ofrece mucha oposición al frente, ya que en gran parte es un terreno donde el agua se entremezcla confusamente con la tierra.

Lo previsible es que una vez que se adentre en un terreno más consistente "Isaac" tienda a debilitarse gradualmente. El CNH prevé que continúe sobre el sureste de Luisiana durante un día o dos.