Irene se dirige a las costas de EEUU convertido en un super huracán

En República Dominicana ha causado al menos 3 muertos y 37.000 evacuados

En las próximas horas impactará en Carolina del Norte

sociedad

| 25.08.2011 - 12:44 h

Luz Fraile

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Irene se ha convertido en una seria amenaza para las costas norteamericanas. Gana fuerza al tiempo que avanza sobre el Caribe. Según el Centro Nacional de Huracanes de EEUU, Irene, que actualmente tiene categoria 3 podría pasar a fuerza 4 en un máximo de 5. Los norteamericanos se enfrentan a un super huracán.

De momento ya ha causado víctimas mortales en República Dominicana, con vientos superiores a 185 km por hora ha matado a al menos 3 personas, otras 37.000 han sido evacuadas. En total 88 comunidades dominicanas se han visto afectados por la fuerza del vientoy la lluvia, a pesar de que el ojo del huracán no tocó tierra 2.292 viviendas han quedado totalmente anegadas por el agua. Una de las zonas mas afectadas ha sido San Cristóbal, en esta población dos de las tres víctimas mortales han muerto al ser arrastradas por los fuertes torrentes de agua en los que se han convertido las calles. Muchos vecinos han tenido que huir de madrugada de sus viviendas.

Irene, el primer huracán de la temporada en el Atlántico ha dejado también su huella en Puerto Rico, las islas Caicos, Bahamas y Cuba. En este último país, poblaciones costeras como Baracoa han sufrido inundaciones.

Ahora Irene va camino de Carolina del Norte, las autoridades norteamericanas han ordenado ya las primeras evacuaciones, los 800 residentes de la isla de Ocracoke han abandonado sus hogares ante la previsión de fuerte viento y lluvia.

Los meteorólogos han alertado también a los residentes de Florida de que, aunque no están en el paso del cono del huracán, es posible que se registren olas de considerable altura.

El huracán Irene es el primero que amenaza seriamente las costas norteamericanas desde que Ike, en 2008 impactó sobre Texas.