Investigan a un danés que guardaba 21 clítoris mutilados en su casa en Sudáfrica

Pieter Fredekrisen, de 58 años (Archivo)

sociedad

| 23.09.2015 - 09:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Policía sudafricana investiga a un ciudadano danés detenido por guardar 21 clítoris en el congelador de su casa y ha pedido a las víctimas de las mutilaciones que se identifiquen, informa hoy el servicio radiofónico de noticias Eyewitness News.

Pieter Fredekrisen, de 58 años y que según la Policía está acusado de tráfico de armas en su país, tenía en su casa de la localidad de Bloemfontein (en el centro del país) material quirúrgico, utilizado supuestamente para llevar a cabo las mutilaciones.

La Policía registró el domicilio de Fredekrisen el pasado jueves, después de que su esposa, a la que había intentado mutilar el clítoris, le denunciara por amenazas de muerte contra ella y los dos hijos del matrimonio.

Según las primeras informaciones, el acusado sedaba a sus víctimas antes de extirparles el clítoris, aunque todavía se desconoce si realizaba la operación con el consentimiento de las mujeres.

El ciudadano danés coleccionaba esta parte de la anatomía femenina que seccionaba a su víctimas como "trofeos", de los que guardaba fotografías en un móvil confiscado por los agentes.

Según la Policía, también tenía en su teléfono fotografías del proceso de extirpación de los clítoris.

"En este momento, no sabemos cuántas mujeres (han sido víctimas), porque hay muchas, muchas fotos", declaró el portavoz policial Masilela Langa, ante la posibilidad de que haya más víctimas que clítoris encontrados.

"Ha sido acusado de cuatro delitos, entre ellos los de agresión sexual e intimidación", dijo otro portavoz de la Policía, Hangwani Mulaudzi, que explicó que la investigación trata de establecer cuántas mujeres fueron víctimas del sospechoso.

A la espera de la vista en que el juez decidirá sobre su libertad bajo fianza el lunes, Fredekrisen permanece detenido en Bloemfontein, capital de la provincia del Free State, donde regentaba una tienda de armas de fuego.