Introducían hachís en motos acuáticas desde Marruecos

La Guardia Civil detiene a los 12 integrantes de la red

La organización contaba con infraestructura en Marruecos y Ceuta

(Guardia Civil)

sociedad

| 13.11.2013 - 11:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Guardia Civil ha culminado la denominada operación “CENTER”, desarrollada en diferentes localidades de la provincia de Málaga y en la ciudad de Ceuta, en la que han sido detenidas 12 personas como supuestas integrantes de una organización criminal dedicada al tráfico y distribución de hachís en España, que introducían en motos acuáticas desde Marruecos.

Se han incautado 422 kilos de hachís y varias motos acuáticas que utilizaban para el traslado de la droga.

La operación se inició el pasado mes de agosto, cuando se detectó la existencia de un grupo de personas que se dedicaba a la introducción de importantes cantidades de hachís en España por vía marítima.

Tras las primeras investigaciones se pudo averiguar que este grupo contaba con infraestructura en el norte de Marruecos y en Ceuta, donde residían los encargados de adquirir el hachís, gestionar los medios de transporte, captar a los pilotos de las embarcaciones y organizar la salida de la mercancía hacia la península. En la provincia de Málaga se encontraba el intermediario entre la red y los clientes finales.

Los envíos salían siempre desde las playas de Restinga (Marruecos), lugar al que se desplazaba el piloto de la embarcación acompañado siempre del hombre de confianza de los clientes, dado que los destinatarios de la mercancía pagaban parte de la misma antes de iniciarse su transporte.

Las primeras actuaciones llevadas a cabo en agosto culminaron con la detención de dos personas en las playas del municipio malagueño de Mijas y la incautación de una moto náutica y 120 kilos de hachís.

Ya en el mes de octubre y nuevamente en las playas del término municipal de Mijas, se practicaron otras tres detenciones y se aprehendió una moto náutica y 180 kilos de hachís. Asimismo, en la playa del Velerín de la localidad malagueña de Estepona, se practicaron las detenciones de otras tres personas, la aprehensión de una moto náutica, un vehículo y 120 kilogramos de hachís.

La operación culminó con una serie de registros domiciliarios en Ceuta y en diferentes localidades de la Costa del Sol, practicándose dos nuevas detenciones, incautándose más de 20.000 euros en efectivo, 2 kilos de hachís, 6 kilogramos de marihuana, útiles para la manipulación y pesaje de la droga, documentación incriminatoria, dos vehículos y una motocicleta.

ENGAÑOS ENTRE NARCOS

La investigación ha puesto de manifiesto que se producían engaños entre los propios narcotraficantes, cuestión cada vez más común en el mundo del narcotráfico, pero que, en esta ocasión llamó especialmente la atención por el plan urdido por las personas encargadas de gestionar desde Ceuta la preparación del alijo y su transporte a la península.

Tras sustraer parte del alijo fue repartido a partes iguales entre los que habían participado en el engaño, que se encargarían de darle salida en pequeños envíos. Esta droga se encontraba escondida en una localidad de Marruecos próxima a Ceuta, por lo que los investigados controlaban y captaban a otras “mulas”, que introducían el hachís desde Marruecos a Ceuta en pequeñas partidas, y posteriormente de Ceuta hasta Algeciras, donde la vendían a diferentes clientes.

Por estos hechos fueron detenidas dos personas en Algeciras, las cuales habían realizado la operación descrita anteriormente y se disponían a “pasar” un kilo y medio de hachís. El hachís aprehendido en esta ocasión se localizó adosado a la cintura de uno de los detenidos que actuaba como “mula”.

La investigación, dirigida por el Juzgado de Instrucción núm. 3 de Fuengirola (Málaga), ha sido desarrollada por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, contando con el apoyo de las Unidades territoriales que la Guardia Civil tiene desplegadas en la costa oriental de la provincia de Málaga.

Del total de los doce detenidos, nueve han ingresado en prisión, quedando en libertad con cargos el resto, habiéndose dictado orden de búsqueda y detención contra otros cuatros integrantes del grupo.