Ingresa en prisión provisional el acusado en Orense de raptar y vejar a una joven | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Ingresa en prisión provisional el acusado en Orense de raptar y vejar a una joven

La víctima ha denunciado que durante varios días la agredió sexualmente y la sometió a vejaciones

sociedad

| 29.01.2018 - Actualizado: 21:26 h

AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Ingresa en prisión provisional el hombre acusado en Orense de haber retenido durante días en su domicilio a una joven. La víctima ha denunciado que en ese tiempo la agredió sexualmente y la sometió a vejaciones. El presunto agresor, de 40 años, tenía antecedentes por lesiones.

El juez ha decretado prisión para Javier G.J., de 40 años, detenido este domingo como presunto autor de delitos de agresión sexual, detención ilegal y lesiones tras agredir sexualmente, retener y vejar a una joven, en un domicilio en Ourense. El detenido pasó a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Ourense a mediodía de hoy para prestar declaración por estos hechos y salió hacia la prisión en un furgón policial pasadas las tres de la tarde.

Fuentes judiciales han confirmado que la Fiscalía solicitó prisión para el acusado y que la víctima se ratificó en lo denunciado. El operativo policial tuvo lugar a las ocho de la mañana del domingo en la calle San Francisco de Ourense, hasta donde se desplazaron efectivos del Grupo de Operaciones Especiales (GOES) de la Policía Nacional con base en A Coruña ante posibles sospechas de peligrosidad.

La mujer, que no se encontraba en la vivienda cuando se produjo la entrada de los agentes, habría denunciado que el sospechoso la retuvo en su casa contra su voluntad durante varios días además de abusar sexualmente de ella y someterla a vejaciones.

De este modo, Javier G.J., con antecedentes, vuelve a prisión tras abandonarla hace unos siete meses una vez cumplida una condena por agresión tras golpear a otra persona con una barra de hierro.

En declaraciones a los medios de comunicación, la madre del acusado, Ana Jiménez, negó que su hijo hubiese retenido a la mujer en contra de su voluntad y aseguró que la recogió cuando estaba tirada en la calle y que vivían y "dormían juntos".

Según su versión, la víctima "estaba casada" con otro hombre al que "le puso una denuncia" por lo que no descarta que tuviese "miedo" a su expareja.