Incautan 30.000 prendas falsificadas valoradas en dos millones en el mercado

Ropa falsificada (Archivo)

sociedad

| 30.04.2015 - Actualizado: 17:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil ha detenido a 10 personas e imputado a otras nueve como supuestos miembros de una red dedicada a la fabricación y venta de ropa y calzado falsificado en Portugal, en una operación en la que ha intervenido más 30.000 prendas cuyo valor en el mercado hubiera rondado los dos millones de euros.

Según ha informado el instituto armado, el centro de operaciones de la banda, que distribuía la mercancía a 16 provincias españolas, estaba en la localidad portuguesa de Valença. Por la frontera de ese municipio luso y por la de Tui entraban las prendas para su distribución, tal y como han comprobado los agentes en la operación Mercados.

Los tres cabecillas del grupo han sido detenidos en la provincia de Pontevedra, concretamente en las localidades de Tui y Mos, por delitos continuados contra la propiedad industrial, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo criminal. Se trata de J.M.E.C, de 35 años; J.S.DS.C, de 59 años, y B.D.E.C, de 24 años, todos ellos de nacionalidad portuguesa.

También por delitos continuados contra la propiedad industrial hay otros siete detenidos en Cantabria, Gijón, León, Palencia, Málaga y Huelva, y nueve imputados en Almería, Oviedo, Córdoba, Murcia, Ourense y Girona. Los investigadores consideran que el centro de operaciones del grupo criminal estaba en el norte luso, donde había dos fábricas en las que se elaboraba la ropa falsificada.

Después, la mercancía se trasladaba en furgonetas hasta la frontera con Tui y desde allí era distribuida a 16 provincias españolas a través de un servicio de mensajería de una empresa radicada en el municipio de Mos. Los arrestados en Tui son portugueses con tiendas de textiles en el norte del país vecino y que actuarían como enlaces para cruzar la frontera y distribuir la mercancía.

En la operación la Guardia Civil ha practicado registros domiciliarios en Tui, Ourense y Torrelavega, así como en la sede de una empresa de mensajería y en tiendas y mercados de varias ciudades españolas.

Se han incautado unas 30.000 prendas de material textil de las principales marcas del sector que, presuntamente, son falsificadas y que hubieran alcanzado en el mercado un valor cercano a los dos millones de euros. Además, se han intervenido 22.000 euros en efectivo.

La actuación de la Autoridade de Segurança Alimentaria e Económica de Portugal permitió la entrada y registro en dos fábricas de confección de textiles fraudulentos, en dos naves de almacenamiento, en seis tiendas de venta minorista y en cuatro domicilios de Valença do Minho, Póvoa de Lanhoso, Guimarâes y Caldas de Taipas, donde se han incautado importantes cantidades de textiles fraudulentos.

Esta operación ha sido fruto de la colaboración entre la Guardia Civil, la Autoridade de Segurança Alimentaria e Económica de Portugal y la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera (DAVA), y ha sido dirigida por el Juzgado de Instrucción número 1 de Tui.