Imputan 6 delitos al hijo de Ortega Cano, entre ellos robo con violencia

José Fernando, hijo de Ortega Cano

sociedad

| 15.11.2013 - 15:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La juez de Instrucción número 12 de Sevilla ha imputado finalmente seis delitos al hijo del extorero José Ortega Cano, José Fernando, y a los otros dos jóvenes detenido por agredir supuestamente a un hombre y robarle el coche junto a un club de alterne llamado 'El Rey 2000', en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

Hay que recordar que, tras pasar a disposición judicial en la tarde de este jueves, la juez de guardia de detenidos tomó declaración durante la noche tanto al hijo de José Ortega Cano como a los otros dos detenidos, como son F.S.C., nacido en 1994, e I.F.C., nacido en 1990, a todos los cuales envió a la cárcel de Sevilla-I, donde han pasado su primera noche.

Las fuentes consultadas han precisado que, de forma genérica, la juez que les tomó declaración les imputa seis presuntos delitos de reyerta mutuamente consentida, robo con violencia, robo de uso de vehículo a motor, daños intencionados, lesiones y contra la seguridad vial, pues, según otras fuentes, el hijo de Ortega Cano habría reconocido que condujo el coche robado sin tener carné de conducir.

La juez de Instrucción número 12 de Sevilla ha remitido la causa al Juzgado de Instrucción número 5 de Sevilla, que será el que finalmente investigue el caso debido a que, tras ocurrir los hechos, el afectado presentó un parte de lesiones en dicho órgano judicial.

A partir de este momento, el Juzgado de Instrucción número 5 de Sevilla se encargará de la investigación y deberá decidir si mantiene la misma imputación que la realizada por la juez de guardia.

En su comparecencia judicial, el hijo de Ortega Cano ratificó la declaración prestada horas antes ante los agentes de la Guardia Civil e incurrió en una serie de "contradicciones", negando en todo momento que quemara el vehículo del denunciante, mientras que los otros dos imputados reconocieron únicamente la agresión, pero no así el robo al denunciante ni que posteriormente quemaran el vehículo.

LOS HECHOS

Los hechos tuvieron lugar sobre las 5,00 horas del pasado día 2 de noviembre, cuando el hijo del exmatador de toros se encontraba en compañía de un grupo de amigos --se estima que entre cuatro y cinco-- en el interior del citado establecimiento, donde iniciaron una discusión por causas que se desconocen con un hombre que se encontraba allí.

Esta discusión fue a más y finalmente concluyó en el exterior del local, donde José Fernando y sus amigos supuestamente habrían agredido al denunciante y le habrían robado dos teléfonos móviles, la cartera y las llaves tanto de su casa como del coche. Tras ello, los sospechosos se montaron en dicho vehículo y huyeron del lugar.

La persona agredida denunció los hechos al día siguiente, 3 de noviembre, en el puesto de la Guardia Civil de Castilleja de la Cuesta, que inició una investigación para intentar esclarecer los hechos.

El día 4 de noviembre, agentes de la localidad de Almadén de la Plata localizaron un vehículo volcado y quemado en este municipio, hallando además una pala de pádel en su interior que no estaba quemada totalmente y que fue identificada por el denunciante como suya, por lo que se concluyó que era el coche robado la madrugada del 2 de noviembre.

La investigación culminó finalmente a las 23,30 horas de este miércoles, cuando los agentes detuvieron en la vía pública de Castilblanco de los Arroyos tanto al hijo de Ortega Cano como a otros dos presuntos implicados, aunque la investigación continúa abierta al no descartarse la participación en los hechos de más personas.

Se da la circunstancia de que, hace un mes, la Guardia Civil imputó a los mismos jóvenes una falta de hurto por la sustracción de un teléfono móvil del interior de un vehículo aparcado junto al club de alterne donde han tenido lugar los hechos denunciados.