50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna

Armstrong fue el primer ser humano que pisó la superficie de nuestro satélite el 21 de julio de 1969

50 años de la llegda del hombre a la Luna. Neil Armstrong

sociedad

| 20.07.2016 - 08:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Este 20 de julio se cumplen 50 años de que el ser humano llegase a la Luna, concretamente el astronauta de la misión Apolo XI Neil Armstrong, seguido de Edwin Aldrin, a bordo del aterrizador Eagle.

La misión se envió al espacio el 16 de julio, llegó a la superficie de la Luna el 20 de julio a las 17.39 horas UTC y al día siguiente logró que Armstrong y Aldrin caminaran sobre la superficie lunar. El Apolo 11 fue impulsado por un cohete Saturno V desde el complejo de Cabo Kennedy, en Florida. La misión está considerada como uno de los momentos más significativos de la historia de la Humanidad y la Tecnología, según la NASA.

La tripulación del Apolo 11 se completaba con Michael Collins, que quedó orbitando la Luna a bordo del módulo de mando Columbia, al que el módulo de aterrizaje se reacopló tras abandonar la superficie lunar con numerosas muestras y volver a la Tierra.

Armstrong fue el primer ser humano que pisó la superficie de nuestro satélite, el 21 de julio de 1969 a las 2:56 (UTC) al sur del Mar de la Tranquilidad (Mare Tranquillitatis). Al tocar la superficie Armstrong pronunció una de las frases más conocidas de nuestro tiempo: "Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la Humanidad". Este hito histórico se retransmitió a todo el planeta desde las instalaciones del Observatorio Parkes (Australia).

Además de astronauta, Neil Armstrong era también era ingeniero aeroespacial, piloto militar, piloto de pruebas y profesor universitario. Realizó su primer vuelo espacial en 1966 como piloto al mando de Gemini 8. En diciembre de 1968 se le ofreció comandar la misión Apolo XI. Meses antes de la misión, se decidió que Armstrong sería el primero en descender por el diseño del módulo lunar: la escotilla se abría hacia dentro en el lado derecho y ello dificultaba que el piloto del módulo, Aldrin, saliera primero.

El 24 de julio, los tres astronautas lograron un perfecto amerizaje en aguas del Océano Pacífico, poniendo fin a la misión espacial más trascendental hasta hoy en día.