Hoy se celebra el World IPv6 Day', para probar la nueva versión 6 del protocolo de Internet

Un grupo de empresas, entre ellas Telefónica, participan en una prueba a escala mundial

sociedad

| 08.06.2011 - 13:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Hoy se celebra el World IPv6 Day', el Día Mundial del IPv6, una iniciativa impulsada por la Internet Society (ISOC) para motivar a los diferentes agentes del sector para que aceleren la migración y compatibilidad de sus servicios con la nueva versión 6 del protocolo de Internet, informó la compañía.

Un grupo de empresas, entre ellas Telefónica, participan en una prueba a escala mundial activando durante 24 horas los contenidos de su dominio a través del nuevo protocolo IPV6.

La transición hacia este nuevo direccionamiento de Internet es inminente. De hecho, la reserva mundial de direcciones de Internet de la versión actual (IPv4) se agotó el pasado mes de abril, tras la asignación por parte del ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers) de los últimos 5 bloques de direcciones.

Por ello, es necesario implantar progresivamente el protocolo de Internet en su versión 6 (IPv6) que permitirá acceder a 340 sixtillones de direcciones públicas, una cantidad casi inagotable, frente a los 4.200 millones de direcciones que permite la IPv4.

El global CTO de Telefónica S.A., Vicente San Miguel asegura que la compañía está trabajando para ofrecer sus servicios a través del 'Dual Stack', en el que conviven la nueva versión 6 y la antigua versión 4 en paralelo. "Animamos al resto de agentes del sector a que incluyan la implantación de IPv6 en sus planes técnicos de evolución", concluye San Miguel.

El protocolo IPv6 ha sido diseñado pensando en que no sólo se comunican las personas, sino que también lo hacen nuevos dispositivos de forma masiva a través del concepto de Internet de las cosas, con aplicaciones en hogar inteligente, coche conectado o sistemas de monitorización.

Además de permitir aplicaciones extremo a extremo eficientes, el nuevo protocolo proporciona mejoras en aspectos de seguridad, extensibilidad y movilidad. Previsiblemente, estas mejoras simplificarán el trabajo de los desarrolladores de soluciones sobre Internet y traerán consigo productos colaborativos con mayor interactividad.