Google, a la conquista del futuro

Desarrolla un prototipo de lentillas inteligentes para medir el nivel de glucosa en diabéticos

sociedad

| 18.01.2014 - 16:34 h
REDACCIÓN
Más sobre: googleSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Lentillas para diabéticos y gafas inteligentes, coches sin conductor, globos que dan cobertura digital: todo eso y más es Google, que ha dejado de ser un buscador en internet para extender tentáculos por todas partes, con una política de innovación y compras, encaminada a conquistar el futuro.

Algunos de sus últimos grandes proyectos recién conocidos son el desarrollo de un prototipo de lentillas inteligentes para medir el nivel de glucosa en diabéticos o su inversión económica en un parque eólico en Texas (EEUU).

Pero hace sólo unos días se conocía el acuerdo de adquisición del fabricante de termostatos y detectores de humo "inteligentes" Nest Labs, por un importe multimillonario, con vistas aparentemente de adentrarse en el mercado de la domótica, y anteriormente, su compromiso de compra de la empresa de robots Boston Dynamics.

Y estos son sólo unos pocos de los muchos proyectos en los que se está embarcando Google, con inversiones en todo tipo de sectores.

Sobre su estrategia de negocio, Google no ha querido dar detalles a Efefuturo, pero el analista tecnológico senior de la consultora IDC Antonio Flores ha precisado que se trata de una política empresarial que "le viene obligada" por sus características y su entorno de mercado.

El experto ha explicado que las empresas tienen dos formas de crecer: bien de forma natural, con procesos más lentos, o con adquisiciones, más velozmente pero de manera más compleja.

En particular, esta última opción exige "buena capacidad financiera" y es "la más adecuada cuando se conquistan nuevos mercados o se crece muy rápidamente".

Es lógico que "empresas con mucha liquidez continúen comprando durante los próximos años", porque necesitan meter el dinero en algún otro sitio además del banco.

Otra de las peculiaridades del mercado tecnológico actual es que cuenta con el surgimiento diario de soluciones innovadoras muy especializadas que "están transformando la sociedad". Un ejemplo claro es el servicio de mensajería instantánea Whatsapp.

Las grandes tecnológicas, tanto las "modernas" (Google y Facebook), como las "históricas" (IBM o HP), consideran cada vez menos rentable "reinventar la rueda" en sus innovaciones y optan por comprar soluciones ya creadas para incorporarlas a sus portfolios.

Según el analista de IDC, "Google es el máximo exponente de la globalización; se podría equiparar casi al sistema nervioso del Planeta".

En el siglo XXI serán grandes empresas como Google las que logren llevar el presente de la humanidad un paso más allá, en el siglo XIX fueron los grandes científicos, y en el XX, los grandes ingenieros.

Se ha referido también al sector tecnológico el analista Malcolm Lloyd, socio responsable de Transacciones de PwC, para destacar la la capacidad de actores como Google y Apple en este mercado.

INVENTAR EL FUTURO

En un entorno competitivo creciente entre ellos, como el actual, es previsible que el nivel de adquisiciones en el área aumente o al menos se mantenga, ha explicado.

"La tendencia se mantendrá por la propia naturaleza de la actividad tecnológica de estas empresas, que les obliga a mantener una constante innovación de su producto y oferta".

El profesor del IE Business School Enrique Dans, experto en tecnologías, ha destacado el potencial del sector tecnológico, y en concreto de Google, aunque ha advertido de su "cada vez más agresiva actitud monopolística".

Con ciertos proyectos "hipermediáticos", Google parece que quiere "distraer" al público y hacerle creer que sus intenciones empresariales con sus investigaciones pasan preferentemente por "solventar los grandes problemas de la humanidad".

Y lo hace, por ejemplo, con el anuncio de iniciativas como la de los automóviles que conducen solos, los globos aerostáticos que ofrecen conexión digital en zonas remotas de países pobres u otros para prolongar la vida humana.

También Dans ha destacado que Google es "la compañía más poderosa del mundo, la que más sabe de los usuarios y la que más puede plantearse influir en escenarios visualizados del futuro".

Ahora bien, ha concretado: eso no significa que ese futuro, al que supuestamente se encamina Google, sea realmente el que la mayoría quiera.