Fundéu BBVA: 'supertierra', en una palabra y en minúscula

Fundéu BBVA

sociedad

| 22.04.2017 - 18:53 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El sustantivo "supertierra", en una palabra, sin tilde y en minúscula, es el adecuado para aludir a un tipo de planeta de gran tamaño con ciertas similitudes con la Tierra, según la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y el BBVA.

En las noticias sobre el descubrimiento de un exoplaneta que podría albergar vida, se puede ver esta palabra escrita de muy diversas formas: "Descubren una súper-Tierra con papeletas para ser habitable", "Descubren una 'Súper Tierra' que también podría albergar vida" o "El equipo logró divisar la 'súper tierra' a través del instrumento Harps ubicado en Chile".

Dado que aquí "tierra" no alude de modo directo a nuestro planeta, sino que se aplica como extensión a uno de tipo rocoso similar a la Tierra, es preferible el empleo de la minúscula. A esta voz se le puede añadir sin problema alguno el prefijo "super-" para formar "supertierra", en una palabra, sin tilde y también en minúscula.

La Fundéu BBVA también precisa que, al estar bien formada según los mecanismos propios de la lengua, no necesita ni cursivas ni comillas.

Se trata de una voz que tiene uso en astronomía desde hace tiempo para aludir a los planetas de ciertas características: de tipo terrestre, con un tamaño intermedio entre el de la Tierra y el de Neptuno, de una determinada masa...

Por ello en los ejemplos anteriores habría sido mejor "Descubren una supertierra con papeletas para ser habitable", "Descubren una supertierra que también podría albergar vida" y "El equipo logró divisar la supertierra a través del instrumento Harps ubicado en Chile".

La Fundéu BBVA (www.fundeu.es), que trabaja asesorada por la Real Academia Española y cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, además, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Accenture, Gómez-Acebo & Pombo y Prodigioso Volcán.