Fernández Díaz impone la Cruz del Mérito de la Guardia Civil al agente atropellado

El menor que causó la muerte del guardia civil ingresa en un centro de internamiento

Miles de personas visitan la capilla ardiente del guardia civil atropellado

sociedad

| 06.03.2016 - 12:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha presidido en Barbastro (Huesca) el multitudinario funeral celebrado en la catedral de la localidad por el guardia civil atropellado en un control de tráfico por un conductor menor de edad que dio positivo en cannabis.

Fernández Díaz, acompañado del director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, se ha desplazado previamente a la capilla ardiente instalada en el Ayuntamiento de la localidad para imponer al agente a título póstumo la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo.

Posteriormente, Fernández de Mesa ha entregado a la viuda del guardia civil José Antonio Pérez, de 54 años y natural de Zamora, un mensaje manuscrito del rey Felipe VI para transmitir su "consternación" por el trágico suceso, así como sus condolencias por la pérdida sufrida por la familia.

A la capilla ardiente se han desplazado, asimismo, el presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, y numerosos representantes políticos, institucionales, militares y de las fuerzas de seguridad del Estado.

Centenares de personas se aglomeraban desde horas antes en el corto trayecto que separa el consistorio de Barbastro del recinto catedralicio, a cuyo interior ha sido trasladado el féretro del agente a hombros de seis de sus compañeros.

Decenas de agentes de la Guardia Civil se han situado en las naves laterales del templo para seguir la misa funeral, que ha oficiado el obispo de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, quien ha expresado su pesar por el fallecimiento del agente, destinado en la población desde hace 27 años.

Tras la ceremonia, el féretro ha sido conducido a un recinto para preparar su traslado a la localidad natal del guardia civil en Zamora. Fuentes vecinales consultadas por Efe a las puertas del templo han asegurado que el agente fallecido era una persona muy conocida en la localidad e implicada en la vida de la comunidad.

También han indicado que el presunto causante del atropello, un menor de 17 años, es un vecino "muy conflictivo" de la población que se ha visto implicado en diversos actos delictivos desde años atrás.

En declaraciones a los medios hechas a la salida de la capilla ardiente, el ministro del Interior en funciones se ha mostrado convencido de que la Fiscalía de menores actuará contra los menores a los que se responsabiliza de estos hechos "con toda la contundencia que un caso como este requiere desde un punto de vista ejemplarizante".

Tras recordar que el menor que causó el atropello dio positivo en cannabis, Fernández Díaz, al que también acompañaba la directora general de Tráfico, María Seguí, ha incidido en la necesidad de mostrar una "tolerancia cero" hacia el consumo de drogas ilegales y de alcohol al volante.

Por su parte, el presidente de Aragón, quien también ha expresado sus condolencias a la familia y compañeros del agente fallecido, ha elogiado el trabajo desarrollado por la Guardia Civil, un cuerpo por el que ha asegurado sentir "respeto y admiración".

En declaraciones a los medios, Lambán ha resaltado que el Instituto Armado constituye un cuerpo "fundamental" para el mantenimiento del orden y de la seguridad ciudadana en el medio rural.

Al funeral del agente fallecido han asistido, además, el expresidente socialista de Aragón Marcelino Iglesias, el alcalde de Barbastro y presidente de las Cortes de Aragón, Antonio Cosculluela, y el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente.

EL MENOR QUE CAUSÓ LA MUERTE DEL AGENTE INGRESA EN UN CENTRO DE INTERNAMIENTO

El juez de menores de Huesca ha ordenado el ingreso inmediato en un centro de internamiento cerrado del joven de 17 años que provocó la muerte del guardia civil José Antonio Pérez en un control de tráfico ubicado en la carretera N-240 a su paso por la localidad oscense de Barbastro.

Según han informado fuentes judiciales, el auto dictado por el magistrado atiende la petición de la fiscalía de menores en relación con la gravedad del suceso y al hecho de que el joven estuviera bajo los efectos del cannabis, careciera de carné de conducir y actuara de forma imprudente.

De hecho, la fiscalía refiere los hechos como un presunto homicidio intencionado a un agente de la autoridad, el más grave de los delitos que se le podrían imputar una vez que se lleve a cabo el juicio por estos hechos.

La Ley de Responsabilidad Penal del Menor prevé medidas de internamiento de 1 a 8 años para los jóvenes de entre 16 y 17 años de edad sin que pueda ser modificada o suspendida la pena hasta el cumplimiento de la mitad del tiempo establecido.

El menor ha sido conducido al centro de internamiento de Juslibol, en Zaragoza, como medida cautelar a la espera de que culmine la instrucción del caso y se verifiquen el resto de pruebas pendientes, entre ellas la autopsia del agente fallecido.

Los otros tres jóvenes que acompañaban al menor internado, dos chicas de 14 y 17 años y un chico de 14, han sido puestos bajo la custodia directa de sus progenitores, aunque permanecen a disposición de la fiscalía mientras se determina su grado de participación en este suceso.