Expedición española al ártico para ahondar en el cambio climático

La expedición Río de Hielo 2017, dirigida por el explorador español Ramón Larramendi, ha sido presentada en Madrid

sociedad

| 04.05.2017 - 16:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La expedición Río de Hielo 2017, dirigida por el explorador español Ramón Larramendi y formada por un equipo internacional, recogerá muestras de hielo, nieve y aire en Groenlandia para estudiar la subida del nivel de los océanos y el cambio climático.

Río de Hielo 2017 recorrerá del 15 de mayo al 27 de junio un total de 1.200 kilómetros a bordo de un innovador vehículo, creado por Larramendi, el "Trineo de Viento", la primera plataforma científica móvil del mundo con cero emisiones inspirado en los vehículos de los inuits.

La expedición, presentada hoy en Madrid, realizará perforaciones sobre la que es la mayor y más rápida corriente de hielo de Groenlandia, un flujo que avanza 100 metros al año hacia el océano y del que se extraerán conclusiones fundamentales para entender la subida del nivel de los océanos.

La corriente de hielo se desplaza a gran velocidad por la actividad de una fuente de agua geotermal escondida bajo la superficie helada, lo que aumenta la velocidad de los hielos hacia el océano, una tendencia que se acelera debido a los efectos del cambio climático sobre el Ártico.

El "Trineo de Viento" consiste en un convoy eólico de 12 metros de longitud, formado por cuatro módulos impulsados por grandes cometas que se deslizan velozmente, pese a que en total tiene un peso superior a dos toneladas.

Inspirado en los trineos inuit, este peculiar vehículo se desliza con soltura por el irregular relieve ártico alcanzando zonas hasta ahora inaccesibles para los pesados vehículos diésel.

La plataforma científica móvil tiene por delante un viaje de 1.200 kilómetros desde el fiordo de Kangerlussuaq (suroeste) hasta la base ártica internacional East Grip (noreste).

GEORRADAR ALIMENTADO POR ENERGÍA SOLAR DISEÑADO EN LA UNIVERSIDAD POLÍTÉCNICA DE MADRID

Durante la travesía se recogerán datos gracias a un georradar alimentado por energía solar y adaptado por glaciólogos españoles de la Universidad Politécnica de Madrid para esta expedición, con la que se medirán la profundidad de las capas de hielo en todo el recorrido.

El ecovehículo polar también incorporará un colector de aire preparado para captar y recoger microorganismos que podrían estar colonizando el interior de Groenlandia, cuyas muestras ayudarán al estudio de la dispersión de los microorganismos en un entorno de cambio climático.

El trineo de Larramendi es la primera aportación española a los proyectos desarrollados desde la base East Grip en Groenlandia.

Los datos obtenidos en las 17 perforaciones previstas en el viaje contribuirán al desarrollo de dos proyectos internacionales: Dark Snow, sobre la contaminación por hollín del hielo y Ice2Ice, que versa sobre el retroceso del hielo ártico.

La expedición cuenta con el apoyo de la Sociedad Geográfica Española, y está patrocinada por la base ártica East Grip y la empresa española Tierras Polares.

Además de Larramendi, la tripulación estará formada por el investigador australiano-americano Ross Edwards, el experto en logística español Hilo Moreno y el groenlandés Jens Jacob Simonsen, acompañados por el director especializado en rodajes en situaciones extremas, el español Nacho García.