Esquelas de la madre en el primer aniversario de la muerte de Asunta

sociedad

| 21.09.2014 - 15:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La abogada Rosario Porto, madre de Asunta, la niña que hace un año sufrió una muerte violenta, y que al igual que el padre, Alfonso Basterra, está encarcelada acusados de matarla, ha querido recordar a su hija en el primer aniversario del fatídico día con una esquela en la que le dice: "Te querré siempre".

El texto, que encargó publicar hoy domingo en La Voz de Galicia para su difusión y en el periódico El Correo Gallego, diario en el que trabajó el padre de Asunta, el periodista Alfonso Basterra, es simple, ya que incorpora el nombre de esta menor de origen asiático, Asunta Yong-Fang, seguido de la leyenda "In Memoriam. Te querré siempre. Mamá".

El escrito remitido a sendas cabeceras y que culmina con la fecha es coincidente y al primer diario se le pidió una altísima discreción.

Cuando se cumple un año de la desaparición de esta pequeña, asesinada el 21 de septiembre de 2013 y localizada sin vida en la madrugada del 22, sus padres, la letrada Rosario Porto y el comunicador Alfonso Basterra, permanecen en prisión preventiva, régimen en el que se encuentran tras haber sido señalados como culpables.

Los dos están a la espera de que se celebre el juicio, y en el caso de él, sólo prestó declaración el 27 de septiembre del año pasado, y después de esa comparecencia, la letrada que lo asiste, Belén Hospido, avisó de que no habría otra hasta que no estuviesen en su poder todos los informes que componen esta causa.

Su actitud fue opuesta a la de su otrora mujer, Rosario Porto, que ofreció testimonio el 27 de septiembre de 2013, al igual que su ex, pero también en noviembre de ese mismo año, y además accedió a que se le practicase un examen médico.

La tesis de los investigadores y del juez instructor, José Antonio Vázquez Taín, es que los padres de Asunta tenían un plan concordado para matarla bajo el cual él se encargaría de drogarla hasta el aturdimiento con el fin de facilitar la posterior asfixia, que ejecutaría ella.

Los análisis toxicológicos permitieron confirmar que la menor fue intoxicada con Lorazepam, principio activo del Orfidal, medicamento que adquirió su padre, y de forma más o menos continuada durante julio y septiembre.

Porto y Basterra están encarcelados en el penal coruñés de Teixeiro en régimen de prisión provisional comunicada y sin fianza.

El cadáver de Asunta Basterra Porto, que fue atada de pies y manos, se localizó en un terreno forestal del municipio de Teo (A Coruña), situado a unos cinco kilómetros de un chalé propiedad de Rosario Porto, en el que pudo haberse finiquitado el macabro plan.

En esta pista de tierra, un altar con flores y peluches y un letrero que reza "Se pide justicia" recuerda a la cría, que murió cuando solo tenía doce años, y cuyo crimen conmovió a toda España.

Los padres de Asunta están pendientes del juicio que se celebrará con jurado popular y previsiblemente este otoño.

Rosario Porto y Alfonso Basterra siguieron en un inicio una línea conjunta de defensa en la que no había ataques de uno a otro.

Pero este proceder se vio alterado cuando él decidió recriminar ciertas actuaciones a la que fue su pareja como infidelidades suyas que le costó encajar.

El penalista José Luis Gutiérrez Aranguren está muy preocupado puesto que el estado anímico de su patrocinada -Rosario Porto- le impide una correcta preparación de la vista.

Según ha contado este abogado a Efe su cliente está encerrada todo el día en su celda y no para de llorar.

Es la radiografía de un rocambolesco suceso sobre el que se dictará un veredicto.