España ve reducir su población por primera vez desde que hay datos, en 1971

Durante el pasado año el número de habitantes se redujo en 162.390 personas

Casi 15.000 españoles y 100.000 extranjeros se marcharon de Madrid en 2012

sociedad

| 25.06.2013 - Actualizado: 15:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La población residente en España se sitúa, a 1 de enero de 2013, en 46.704.314 habitantes, es decir un 0,2 % y 162.390 personas menos que a comienzos de 2012, datos que reflejan el primer descenso de población en España desde que existen datos anuales (1971).

El descenso poblacional se ha producido como consecuencia de un saldo migratorio negativo de 162.390 personas, es decir que 476.748 personas optaron por abandonar España, frente a las 314.358 que llegaron, y de un saldo vegetativo (452.273 nacimientos menos 403.785 defunciones) positivo de 48.488 personas.

De los ciudadanos que abandonaron el país, 59.724 eran españoles y 417.023 extranjeros y, la salida de estos últimos, ha hecho que este colectivo se reduzca el 2,3 % hasta los 5.118.112 residentes en España, según los últimos datos de la Estadística de Migraciones difundida hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por el contrario, 32.380 españoles optaron por regresar, con lo que el saldo migratorio de los españoles fue de 27.344 personas.

Según el INE, el número de habitantes se ha reducido en todas las comunidades autónomas excepto en Andalucía, Baleares y Canarias, y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Otra de las características demográfica más preocupante es que la población que se reduce en las más joven mientras que aumenta la más mayor.

Así, el mayor descenso (5,53 % y 169.593 personas) se produjo entre los de 25 a 29 años; seguidos de los de 30 a 34 años (4,92 % y 190.560 personas), mientras que por el contrario crecieron el 8,07 % (23.051) los de 90 a 94 años y el 4,35 % (3.526 personas) los mayores de 95 años.

En total, los mayores de 64 años se incrementaron en 134.356 personas, el 1,7 % a lo largo de 2012, mientras que los menores de 4 años caen el 2,28 % y se reducen en 56.383 niños.

Con estos datos, la radiografía de la población española refleja que la tasa de dependencia, es decir, el indicador que mide el porcentaje de población inactiva que dependerá -económica y personalmente en algunos casos- de los que están en edad y condiciones de trabajar, se sitúa en el 51 %, casi un punto por encima de la de comienzos de 2012.

CASI 15.000 ESPAÑOLES Y 100.000 EXTRANJEROS SE MARCHARON DE MADRID EN 2012

Un total de 14.855 españoles y 100.056 extranjeros que residían en la Comunidad de Madrid se marcharon al exterior durante 2012, lo que ha contribuido a que la población regional bajara a 6.409.216 habitantes, un 0,3 % menos que el año anterior. En sentido contrario, 4.519 españoles que residían en otros países y 54.625 extranjeros vinieron a vivir en la Comunidad de Madrid el año pasado, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) conocidos hoy.

En cuanto a la migración interior, 79.384 personas que residían en otras regiones se trasladaron a la Comunidad de Madrid el año pasado, mientras que 65.268 residentes en la región se marcharon a vivir a otras comunidades autónomas.

La caída del 0,3% de la población madrileña, que es mayor que la la media nacional de -0,2 %, supone una pérdida total de 16.357 habitantes, frente a los 6.425.573 residentes que tenía la Comunidad de Madrid un año antes.

Esta variación es el resultado de un saldo vegetativo positivo (nacimientos menos defunciones) en 25.293 habitantes, al que hay que sumar un saldo migratorio interno también positivo en 14.116 personas, mientras que el saldo migratorio con el extranjero ha sido negativo para la región, con una pérdida de 55.767 residentes.

MADRID, LA SEGUNDA COMUNIDAD EN NEGATIVO

La Comunidad de Madrid ha sido la segunda región con un saldo de migración exterior más negativo, por detrás de Cataluña que ha perdido 59.732 habitantes, y por delante de la Comunidad Valenciana, con 24.727 residentes menos.

Por el contrario, Madrid ha tenido el saldo migratorio más alto en los movimientos entre comunidades autónomas, seguido de lejos por Baleares con 4.105 residentes más. El número de habitantes creció en Andalucía, Illes Balears, Canarias y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, y disminuyó en el resto.