España, puesto 21 de los 132 países del Indice de Progreso Social

Nueva Zelanda, Suiza e Islandia están al frente de la clasificación

Calle Preciados de Madrid (Archivo)

sociedad

| 11.04.2014 - 18:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

España ocupa el puesto 21 entre los 132 países analizados, teniendo en cuenta el desempeño social y medioambiental, según el Social Progress Index 2014 (SPI), que lideran Nueva Zelanda, Suiza e Islandia.

El trabajo, liderado por el profesor de la Universidad de Harvard, Michael E. Porter, ha contado con la participación de investigadores del Instituto Vasco de Competitividad (Orkestra) de la Universidad de Deusto.

A la hora de elaborar el SPI, sus autores parten de la base de que, a partir de un determinado nivel de ingresos, la conexión entre crecimiento económico y progreso social no es directa y el bienestar de las personas depende de las oportunidades que tengan para desarrollar todo su potencial.

Así, para medir el progreso social, se define tres dimensiones: "cobertura de necesidades humanas básicas", "fundamentos del bienestar" y "oportunidades". La puntuación en cada una de estas tres dimensiones explica que países con una renta per cápita similar, como España y Nueva Zelanda, ocupen posiciones tan dispares pues mientras que España no logra situarse entre los primeros 20 lugares del ranking, Nueva Zelanda lo encabeza.

En un contexto más cercano, el estudio señala que 12 de los 28 países miembros de la Unión Europea se encuentran por delante de España en el ranking, incluyendo países con una renta per cápita inferior, como Estonia.

En relación con el grupo de países de renta similar, España muestra "una importante debilidad en lo que respecta al acceso a la educación avanzada, que se explica por un menor acceso de las mujeres a la misma", según los autores.

Asimismo, obtiene una baja puntuación en los indicadores relacionados con la sostenibilidad del ecosistema, entre los que destacan la emisión de gases de efecto invernadero y la biodiversidad.

El SPI se suma a otras iniciativas desarrolladas a nivel internacional, como el Indice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas o el Indice para una Vida Mejor de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).