En prisión 9 de los 10 detenidos por el tiroteo que costó la vida a una niña en Sevilla

(Archivo)

sociedad

| 26.08.2013 - 08:40 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El juez ha imputado cinco delitos a las nueve personas encarceladas anoche por el tiroteo que el pasado día 20 mató a una niña de siete años en Sevilla, aunque los acusados han alegado legítima defensa y solo dos de ellos reconocieron haber disparado con una pistola y una escopeta. Fuentes judiciales han informado de que el juez de guardia, que la medianoche pasada ordenó encarcelar a ocho hombres y una mujer del clan de Los Perla, les imputó presuntos delitos de homicidio, tenencia ilícita de armas, tráfico de drogas, encubrimiento y amenazas.

Antonio G., alias "El Coleta", y su hijo fueron los únicos que reconocieron haber disparado contra el clan de Los Mariano, a cuyo domicilio en la barriada de las Tres Mil Viviendas acudieron el pasado martes para pedir explicaciones por el secuestro de un joven en mayo pasado. Estos dos acusados fueron reconocidos por el forense de guardia, pues alegaron haber recibido impactos de perdigones en el tórax y las piernas, han informado a Efe fuentes del caso.

El resto de integrantes de su clan portaban palos pero salieron huyendo al ver que eran recibidos a tiros, según declararon al juez de guardia. Entre los encarcelados se encuentra un joven originario de la barriada de las Tres Mil Viviendas que trabajaba como guarda en la finca de Hinojos (Huelva) donde los acusados se refugiaron tras el tiroteo y en la que la Policía encontró 1.125 gramos de una sustancia que aparentaba ser cocaína repartida entre un dormitorio y la valla perimetral.

Al sospechar que habían sido detectados por el entorno de la niña fallecida, los acusados huyeron a Mijas (Málaga), donde el día 23 fueron detenidos en la urbanización "Miraflores Hill" cuando tenían en su poder dos pistolas y dos escopetas. Otras dos armas sin licencia fueron incautadas en la finca de Hinojos.

De los diez detenidos, la única persona que ha quedado libre es un hombre que se encontraba con los acusados en Mijas pero no participó en la refriega y simplemente había huido de Sevilla por temor a represalias, han añadido a Efe las citadas fuentes.

Según la versión de los acusados, al ver que eran recibidos a tiros por Los Mariano, todos los miembros del clan de Los Perla salieron huyendo y solo padre e hijo tomaron las armas que llevaban en su coche y respondieron a la agresión.Una de las balas penetró en la vivienda de la niña fallecida y le alcanzó a los pulmones y arterias del corazón, provocando su muerte casi instantánea.

El caso ha correspondido al juzgado de instrucción 20 de Sevilla, que en breve levantará el secreto que pesa sobre las actuaciones.