El Supremo confirma otros 5 años de cárcel para El Solitario por robo en Madrid

(Archivo)

sociedad

| 27.10.2014 - 13:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena a cinco años de cárcel, por falsedad documental y por robo con intimidación cometidos al atracar una sucursal del Banco Popular en Madrid en febrero de 2007, que la Audiencia Provincial de Madrid impuso a Jaime Giménez Arbe, conocido como El Solitario.

El atraco fue cometido el 7 de febrero de 2007 cuando, según los hechos probados en la sentencia, el acusado entró en una sucursal del Banco Popular de la carretera de Canillas de Madrid y "mostró una muleta que llevaba para acceder al interior desde la puerta de seguridad de la sucursal, que fue abierta por el empleado por dicha causa".

Acto seguido se dirigió a la zona de caja y amenazando a los empleados con una pistola de color oscuro se llevó 16.510 euros, dinero que la sentencia le obliga a devolver a la entidad bancaria asaltada. "El Solitario" utilizó para el robo una furgoneta con matrícula falsa.

La sentencia considera cosa juzgada el delito de tenencia ilícita de armas pero no la falsedad documental, que añade un año y nueve meses de condena a la pena de tres años y seis meses que recae sobre "El Solitario" por el asalto en sí mismo.

El recurso del reo acepta la pena por asalto pero solicita que se le libere de la condena por falsedad documental porque, del mismo modo en que se considera cosa juzgada el delito de depósito de armas de guerra, porque por él ya había sido condenado, también ha sido ya castigado por la falsedad en documento oficial.

Sin embargo, el Supremo explica que la consideración de cosa juzgada al delito no viene determinada por la identidad en el tipo penal aplicado sino por la coincidencia en los hechos.

Es decir, que cabe perfectamente que un reo sea condenado en varias ocasiones por el delito de falsedad si, como sucede en este caso, se trata de hechos diferentes. Y esa cualidad de hechos diferentes se da, dice el Supremo, porque se trata de la falsificación de diferentes matrículas, mientras que las armas por las que se le castigó sí eran las mismas.

El Supremo ha confirmado ya otras condenas a El Solitario, como los 13 años de cárcel que le impuso la Audiencia Provincial de Zamora por un robo en una sucursal bancaria en Toro (Zamora) en el 2007.