El sospechoso de la desaparición de Yeremi Vargas se niega a declarar ante el Juez

El detenido ha sido sometido a una exploración psiquiátrica a cargo de los médicos forenses

La familia de Yeremi espera que la declaración ponga "punto final" a su sufrimiento

sociedad

| 13.07.2016 - 10:31 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El sospechoso por la desaparición de Yéremi, Antonio O.B., conocido como 'Juan El Rubio', se ha negado a declarar ante el juez, así como a autorizar una prueba de ADN para cotejar con las pruebas del caso.

El paso del sospechoso por la sala del juez ha durado menos de 10 minutos, lo justo para "acogerse a su derecho a no declarar", tal y como ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación el abogado de la familia de Yéremi, Pedro Sánchez.

De esta manera, el abogado se ha limitado a precisar lo ocurrido, sin entrar a opinar sobre cómo ha visto a Antonio O.B. ni la actitud que ha tenido ante el juez.

"Se ha negado a declarar y se ha negado a que se le practique la prueba de ADN, así que habrá que pedir autorización judicial para que se practique la prueba", explicó.

Así, avanzó que "se seguirán realizando pruebas y practicando diligencias a efectos de aclarar su posible participación". "Habrá que pedirla al juzgado y esperar", concluyó.

El conocido como 'Juan El Rubio' ha llegado a los Juzgados de San Bartolomé de Tirajana para declarar ante el juez del Juzgado de Instrucción número 2 escoltado por dos guardias civiles a las 10.30 horas, que le han dirigido a la segunda planta del edificio de los Juzgados del municipio sureño, donde ha permanecido solo hasta las 10.40 horas.

En las puertas del Juzgado se han congregado más de una veintena de periodistas ante la expectación por una posible nueva pista del caso.

'El Rubio' fue trasladado a finales de junio a la cárcel de Las Palmas II desde el penal de Algeciras (Cádiz), donde se encontraba en prisión preventiva a la espera de ser juzgado por la agresión sexual que sufrió un niño en 2012 en el municipio de Santa Lucía de Tirajana (Gran Canaria).

El pasado lunes Antonio Ojeda fue sometido a una exploración psiquiátrica a cargo de los médicos forenses, según indicó el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), con el fin de determinar si el juez puede investigarle o no.

PUNTO FINAL AL SUFRIMIENTO

Jonathan Guisado, pareja de Ithaisa Suárez y padrastro de Yéremi Vargas, había manifestado que el sospechoso por la desaparición, Antonio Ojeda, ponga "punto y final" al sufrimiento de la familia.

"Tenemos mucha impotencia por no poder decirle a este hombre lo que realmente sentimos y el daño que nos está haciendo", dijo este miércoles en declaraciones a los medios de comunicación minutos después de que Ojeda entrara en el Juzgado para declarar ante el juez.

En este sentido, hizo especial hincapié en el sufrimiento que ha acumulado la familia en todos estos años. "No es vida... y él puede poner punto y final", aseveró al tiempo que se mostró esperanzado en que el sospechoso confiese ser el autor de la desaparición.

Guisado agregó aquí que de una persona como Ojeda, que lleva nueve años "atormentando" a la familia, no se puede esperar nada. "Fue el que se llevó al niño seguro. Segurísimo", indicó.

Cuestionado sobre cómo está Ithaisa, dijo que está "destrozada". "Se quedó en la casa porque le es imposible venir. Ya me es difícil a mi, pues imagínate a ella", matizó.

Además, respecto a que Ojeda no haya dicho nada sobre su supuesta responsabilidad en la desaparición de Yéremi, dijo que es lo más "sucio" que puede haber. "Es una persona mala, concluyó, no es un enfermo, es una persona muy cuerda y muy inteligente".

MAS DE UNA HORA PARA ABANDONAR LA SEDE JUDICIAL

El breve paso ante el juez, en cambio, no ha supuesto que el sospechoso abandonara igual de rápido la sede judicial, donde ha estado más de una hora hasta que la Guardia Civil se lo ha llevado escoltado.

En concreto, los agentes han subido a Antonio en una furgoneta fuera de los focos de los periodistas y han salido con él, escoltados por otro segundo vehículo, a las 11.42 horas, más de una hora después de que abandonara la presencia del juez.

El padrastro de Yéremi y pareja de su madre, Jonathan Guisado, espetó al furgón de la guardia civil al marcharse: "¡Cabronazo!, ¿Qué has hecho con el niño?".