El SEPRONA detiene 59 personas por tráfico de especies

En la operación 'Thunderbird' de INTERPOL en 42 países

sociedad

| 03.03.2017 - 17:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha detenido en España a 59 personas por delito de tráfico de especies en una operación coordinada por INTERPOL en 42 países en el Día Mundial de la Vida Silvestre. En el marco de la operación 'Thunderbird' para luchar contra delitos contra la flora, fauna y los recursos forestales han participado 42 países de todo el mundo. En España se ha rescatado especies, algunas de gran valor ecológico, entre las que figuran felinos, primates, aves exóticas y rapaces, cocodrilos, tortugas, serpientes y otros reptiles

Así, el Alférez Solanas, portavoz del SEPRONA de la Guardia Civil ha señalado a Europa Press que la operación se ha desarrollado entre el 23 de enero y el 19 de enero en todo el mundo y en prácticamente todo el territorio nacional donde ha colabora la autoridad CITES española, así como la Fiscalía y la Guardia Civil.

Además, ha destacado el "gran alcance" de la operación, que no se ha restringido a puertos y aeropuertos y sus puntos de control de equipajes, como "suele ser", sino que se ha inspeccionado un total de 5.897 puntos en tiendas de animales, empresas de venta y cría de animales y también Internet "donde se mueve el tráfico ilegal" de empresas, envíos de paquetería, contenedores de mercancías, anticuarios, cotos de caza o espacios naturales.

"Nosotros trabajamos todos los días, pero hoy era el día de informar de los resultados en todo el mundo a través de INTERPOL", ha comentado. En la operación, según informa INTERPOL, han participado Bangladesh, Bélgica, Bostwatna, Canadá, Croacia, República Checa, Ecuador, El Salvador; Estonia; Macedonia; Francia, Alemania, Grecia, Guatemala, Hong Kong; Hungría, India, Indonesia, Italia, Latvia, Lituania, México, Mongolia, Marruecos, Mozambique, Birmania, Países Bajos, Nueva Zelanda, Noruega, Portugal, Rumanía, Rusia, Serbia, Sudáfrica, Sudán del Sur, España, Sri Lanka, Swazinlandia, Suecia, Suiza, Tailandia, Reino Unido y Estados Unidos.

800 EJEMPLARES DECOMISADOS

El alférez ha subrayado que se han decomisado más de 800 ejemplares, algunos de especies de gran valor ecológico, incluido un pangolín y 421 tallas de marfil, mandíbulas y dientes de tiburón o instrumentos musicales de ébano y una guitarra de palosanto. Ahora, según ha añadido, CITES se encargará de determinar el destino de todas estas y ha apuntado que por ejemplo los primates se suelen derivar a protectoras como Primadomus. Además, se han formulado 683 denuncias por diferentes infracciones, 99 de ellas por incumplimientos del Convenio CITES y de otras normas sobre protección de especies.

Entre las aprehensiones realizadas figura la intervención de felinos (lince caracal y gatos servales), 35 primates (monos tití, monos de cara azul, talapoin), 48 aves rapaces (buitres, halcones, águilas), más de 200 aves exóticas (tucanes, kakarikis, loros, faisanes), reptiles (tortugas marinas y terrestres, cocodrilos, camaleones, serpientes), especies marinas como tiburones, atunes rojos, caballitos de mar y alevines de anguila.

Igualmente se han intervenido partes o derivados de distintas especies entre las que destacan 421 tallas de marfil de elefante africano, asiático y de morsa; un león y dos cocodrilos naturalizados, más de 2 kilogramos de caviar de esturión, mandíbulas y dientes de tiburón, 71 corales, dos pangolines y muebles e instrumentos musicales fabricados con ébano y Dalbergia nigra.

El tráfico de especies, según estimaciones de INTERPOL, es el delito contra el medio ambiente que más crecimiento está experimentando a nivel mundial, principalmente motivado por el amplio beneficio económico que obtienen las redes criminales especializadas que operan en este ámbito.

Se trata, según Naciones Unidas e Interpol del cuarto negocio ilegal más lucrativo a nivel mundial después del tráfico de drogas, la falsificación de productos y el tráfico de personas y se estima que tiene una cifra de negocio de entre 91.000 a 258.000 millones de dólares anuales, al tiempo que experimenta un crecimiento del 5 al 7 por ciento anual.

Del mismo modo, recuerda que España, por su ubicación geográfica y vínculos comerciales y culturales es lugar de tránsito o destino de numerosos tráficos ilegales de especies de flora y fauna desde Africa y América Central y del Sur con destino al mercado interior, al resto de Europa y al continente asiático.

Pero el problema afecta también al propio patrimonio natural español, que está afectado por el expolio de individuos y huevos de aves rapaces para exportación, la captura de miles de tortugas, camaleones y aves o la pesca de toneladas de alevines de anguila de origen nacional, que se exportan de manera ilegal hacia China.

En la operación han participado efectivos del SEPRONA apoyados por unidades del Servicio Fiscal y de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil.

Los detenidos e investigados en esta operación se enfrentan a penas de prisión de 6 meses a 5 años y a multas de hasta el 350% del valor comercial de la especie.

La operación global ha terminado con la identificación de cerca de 900 sospechosos, y 1.300 tallas de productos ilícitos que suman un valor estimado de 5,1 millones de dólares.

OPERACION DE INTERPOL

Interpol informa también de que en la Operación Thunderbird (Ave Fénix, en castellano) ha involucrado a policía, clientes, agencias de fronteras, agentes medioambientales y forestales de 43 países y territorios.

En total, se ha incautado de 60 toneladas de madera; 4.770 aves; 1.240 reptiles, incluidas al menos 560 tortugas y galápagos; 100 gatos salvajes; 2,75 toneladas de escamas de pangolín; 2,54 toneladas de marfil; 25 toneladas de distintas partes de animales, incluida carne, cuerno y plumas; 37.130 derivados y productos como medicinas, ornamentos y distintas tallas o esculturas.

En el saldo global de la operación también figuran 14,3 toneladas decomisadas de especies salvajes marinas, como 180 caballitos de mar muertos preparados en bolsas de snack en Estados Unidos y en Mozambique. En Hong Kong (China), los agentes han decomisado 1,3 toneladas de madera de sándalo rojo escondidas en un barco contenedor procedente de Malasia.

El secretario general de Interpol, Jürgen Stock, ha destacado que el tráfico ilegal de fauna ha aumentado en los últimos años y genera miles de millones de beneficios ilícitos. "El éxito de esta operación está en demostrar lo que es posible de lograrse con el refuerzo de la colaboración de las leyes transnacionales para ayudar a los países a luchar contra el crimen medioambiental. Interpol mantiene su compromiso en la lucha contra el crimen contra la vida salvaje y la fauna alrededor del mundo así como para proteger los recursos naturales actuales y los de las futuras generaciones", ha concluido.