El Seat León, el Golf y el BMW Serie 3 son los vehículos más robados en España

Durante el pasado año se sustrajeron menos de 50.000 unidades

sociedad

| 20.02.2013 - 15:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El robo de vehículos en territorio español se ha reducido casi a la mitad en los últimos seis años, pasando de cerca de 95.000 unidades en 2007 a menos de 50.000 unidades sustraídas durante el pasado ejercicio, según datos del estudio 'El robo de coches en España' realizado por Línea Directa Aseguradora.Entre los motivos de esta sensible reducción hasta 2012 se encuentran la mejora de la seguridad de los coches, así como la mayor eficacia policial, el descenso de los robos por parte de delincuentes comunes y la ralentización del mercado negro.

El director de Gobierno Corporativo de la empresa, Francisco Valencia, explicó en rueda de prensa que esta disminución de los robos por parte de los delincuentes comunes está relacionado con el aumento de la complejidad para realizar estas operaciones, por lo que este tipo de delitos se concentran ahora en bandas organizadas.

Los datos del estudio ponen de manifiesto que en el conjunto de la Unión Europea se robaron 1,3 millones de vehículos en 2012, y España es uno de los países más afectados por esta situación en la región, donde ocupa la quinta plaza, por detrás de Italia, Reino Unido, Francia y Alemania.

Desde Línea Directa subrayan que existen tres tipos principales de robo y destinos de los mismos, como son las grandes bandas de crimen organizado que dan salida a los vehículos fuera de España, en especial a países de Europa del Este, o los utilizan para el desguace de piezas.También destacan que ha repuntado "de forma alarmante" el caso de falsos robos (fraude), con motivo de la crisis, mientras que la tercera modalidad de este delito más extendida es el motivado por la diversión o para cometer otro delito, aunque este tipo es cada vez menor. COSTE.

Según el estudio, las sustracciones repercuten de forma directa en el precio que pagan los conductores para asegurar su vehículo, cifra que se sitúa en un aumento anual del 5%. En total, los españoles pagan 218 millones de euros en concepto de coste de sustracción de automóviles.

El informe pone de manifiesto que el precio medio de una póliza de seguro con cobertura de robo se sitúa en 370 euros, por lo que el coste por cada cliente se sitúa en una media de 19 euros adicionales que tienen que abonar los conductores.

SEAT LEON Y VW GOLF, LOS MAS ROBADOS

Por otra parte, las cifras recogidas por Línea Directa indican que el Seat León, el Volkswagen Golf y el BMW Serie 3 fueron los vehículos más robados en España durante el pasado ejercicio, mientras que Ford cuenta con tres coches entre los más deseados por los ladrones.

Por detrás, como coches más robados en 2012, se situaron el Seat Ibiza, el Volkswagen Passat, el Renault Mégane, el Audi A4, así como los Ford Escort, Fiesta y Focus. Los datos de la aseguradora apuntan que los ladrones no se decantan en su mayor parte por modelos nuevos, sino que un 37,4% de los robos corresponden a automóviles de entre tres y seis años de antigüedad. Los robos de coches de entre cero y dos años de edad representan el 17,8% del total, mientras que la sustracción de automóviles de entre 7 y 10 años acapara un 19,3% y la de vehículos de más de once años es el 25,5% del total.

Según este estudio, Madrid, Toledo y Alicante son las provincias españolas que registran un mayor número de sustracciones, mientras que Cuenca, Lugo y Cáceres son las regiones con un menor índice delictivo en este sentido. Además, julio y febrero son los meses más populares para los robos y el sábado el día preferido por los ladrones.

Ante esta situación, desde Línea Directa recomiendan contratar cobertura de robo en el seguro del coche, así como no dejarse las llaves puestas, cerrar siempre el vehículo, utilizar elementos disuasorios como GPS antirrobo o inmovilizadores o tener cuidado al aparcarlo en la calle