El reventón de un neumático pudo causar el accidente de Alicante, con 8 muertos | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

El reventón de un neumático pudo causar el accidente de Alicante, con 8 muertos

Los ocho fallecidos en el accidente en Cox eran miembros de dos familias rumanas

Los fallecidos iban de Almería al aeropuerto de Manises para volver a su país

sociedad

| 23.07.2014 - Actualizado: 16:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El reventón de un neumático del camión pudo ser la causa del accidente que ayer causó la muerte de ocho personas, de nacionalidad rumana, en la autovía A-7 a su paso por Cox (Alicante), según las hipótesis que barajan los investigadores.

Fuentes de la investigación han informado de que esta es una de las posibilidades que se barajan a falta de completar las pesquisas y entrevistarse con otros conductores que pasaron por el lugar y pudieron percatarse del suceso o ver el reventón.

El accidente tuvo lugar a las 16.40 horas en el punto kilométrico 543, a la altura del municipio de Cox, cuando el camión invadió la parte izquierda de la calzada y colisionó con la furgoneta. El choque provocó explosiones y las llamas calcinaron los cuerpos de los ocho rumanos: tres hombres, tres mujeres y un niño y una niña de unos 7 años.

Precisamente el conductor del camión, que iba cargado de tubos de grandes dimensiones, tuvo que apartarse del vehículo debido a las deflagraciones y las llamas, por lo que la Guardia Civil le encontró a unos metros del lugar, lo que no significa que huyera, como han apuntado algunas fuentes.

Dado que la cabeza tractora del camión, donde precisamente se pudo producir el reventón de la rueda, está quemada, los investigadores están teniendo más dificultades para averiguar las causas exactas del siniestro, aunque todo apunta a esa posibilidad. Las mismas fuentes han indicado que el camión había pasado la ITV y que tenía una antigüedad de 15 años, ya que había sido matriculado en el año 1999.

La furgoneta en la que viajaban las víctimas había sido alquilada en Roquetas del Mar (Almería) y, al parecer, circulaba correctamente en el momento del siniestro. El conductor del camión, que sufrió una contusión craneal, dio negativo en las pruebas de alcoholemia y consumo de drogas que se le practicaron.

LOS OCHO FALLECIDOS ERAN MIEMBROS DE DOS FAMILIAS RUMANAS

Los ocho fallecidos en el accidente de tráfico ocurrido este martes en la A-7, al colisionar un camión y una furgoneta, eran miembros de dos familias de nacionalidad rumana, según han confirmado fuentes de Cruz Roja Alicante, que este miércoles prestan atención psicológica a los familiares de las víctimas.

La organización humanitaria está asistiendo a la hija de una de las mujeres fallecidas y a un hermano, que se encuentran en el tanatorio alicantino de 'La siempreviva' y a quienes se les están tomando muestras de ADN para proceder a la identificación de los cadáveres, que quedaron calcinados al incendiarse la furgoneta en la que viajaban.

EL CONDUCTOR DEL CAMION, GRAVE PERO ESTABLE

Por otra parte, la Guardia Civil ha apuntado a que el conductor del camión dio negativo en las pruebas contra el consumo de alcohol y drogas que se practicaron inmediatamente después del accidente.

En cuanto a su estado de salud, desde la Conselleria de Sanidad se ha informado que se trata de un varón valenciano que permanece ingresado en estado grave, aunque estable, la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital de La Ribera, en Alzira (Valencia).

La decisión de su traslado hasta la ciudad valenciana desde el Hospital de la Vega Baja, en Orihuela (Alicante), la tomaron las autoridades sanitarias tras comprobar su residencia y su centro sanitario de referencia.

IBAN DE ALMERÍA AL AEROPUERTO DE MANISES PARA VOLVER A SU PAÍS

Las ocho personas fallecidas viajaban desde la provincia de Almería hasta el aeropuerto de Valencia para coger un vuelo hasta Timisoara (Rumanía), según ha explicado la hija de una de las tres mujeres que perdieron la vida en este trágico suceso.

Andrea Bucea, quien reside en la localidad almeriense de Roquetas de Mar, ha perdido a su madre, de 51 años, después de que ésta pasará 15 días de vacaciones en la localidad almeriense, y se ha desplazado hasta el Instituto Anatómico Forense de Alicante donde se encuentran los cadáveres de las ocho personas muertas en el accidente.

Según ha relatado, su madre, de nombre Adriana y asistente en un centro de menores en su país natal, partió a las 13,00 horas de ayer desde la calle Infanta Cristina de Roquetas de Mar en la furgoneta que horas después se vio implicada en el accidente de tráfico.