El Príncipe inaugura el Congreso Mundial de Móviles

El Mobile World Congress batirá un nuevo rércord de asistencia

Los congresistas llenan hoteles y apartamentos y generarán más de 350 millones de impacto económico

sociedad

| 24.02.2014 - 09:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Príncipe Felipe ha inaugurado este lunes el Mobile World Congress (MWC) 2014 en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona, acompañado por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, entre otras personalidades de una amplia representación institucional y empresarial.

La visita se ha iniciado en el espacio de la ciudad conectada, que muestra los avances y aplicación de tecnología móvil para desarrollar las denominadas ciudades inteligentes, y la comitiva también ha visitado el expositor de la GSMA -organizadora del salón- y la Mobile World Capital Barcelona, el de España y finalmente el de Cataluña; además, el Príncipe y doña Letizia visitarán por la tarde el expositor de Telefónica.

Entre las autoridades que han tomado parte en el recorrido inaugural también figuraban la alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín; el de Barcelona, Xavier Trias, y la delegada del Gobierno en Catalunya, Llanos de Luna, así como el conseller de Empresa y Empleo, Felip Puig, y el de Cultura, Ferran Mascarell.

También el consejero delegado de la GSMA -organizadora del MWC-, John Hoffman; el secretario de Estado de Telecomunicaciones, Víctor Calvo-Sotelo; el presidente de Fira de Barcelona, Josep Lluís Bonet; el director general, Agustí Cordón, y el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, ente otros.

El Mobile World Congress prevé reunir a 75.000 asistentes profesionales entre este lunes y jueves en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona, y también celebrará eventos paralelos en el recinto Montjuïc, y prevé tener un impacto económico en la ciudad de 356 millones de euros.