El primo de Ruth recuerda que Bretón le dijo "hasta tres veces" que había matado a sus hijos

Los presos de apoyo a Bretón destacan su carácter manipulador y maniático

sociedad

| 27.06.2013 - 09:38 h
REDACCIÓN
Más sobre: bretónSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El primo de Ruth Ortiz, la madre de los niños Ruth y José supuestamente asesinados por su padre, José Bretón, y que visitó al acusado en el Centro Penitenciario de Alcolea en Córdoba varios meses después de la desaparición de los pequeños, ha destacado que Bretón le dijo "hasta tres veces" que había matado a los pequeños.

Así lo ha manifestado a los periodistas antes de entrar en la Audiencia Provincial para la novena sesión del juicio, para la que el primo de Ruth, Juan David López, se muestra "tranquilo" y espera que Bretón le demuestre las contradicciones en las que dice que ha incurrido sobre las conversaciones que mantuvo en la prisión.

Mientras, el abogado de la defensa, José María Sánchez de Puerta, dice que prevé "desmontar" los testimonios de Juan David e intentar hacer ver que "tiene contradicciones bastante acentuadas" y es un testigo "muy subjetivo", al tiempo que aclara que en este momento ya no es posible un careo entre el primo de Ruth y su cliente.

En cuanto a los presos sombra que declaran este jueves, asegura que no le preocupan, pues, a su juicio, son declaraciones "acordes" que describen a "un hombre muy limpio y metódico", si bien señala que hará ver "la tortura psicológica" a la que supuestamente se sometió a Bretón "los primeros meses en prisión cuando lo despertaban cada hora por la noche".

Por su parte, la abogada de la acusación particular, María del Reposo Carrero, ha subrayado que el testimonio de Juan David es "revelador" y confía en él, dado que era el "único amigo" del procesado en Huelva, a lo que añade que le sorprendieron las declaraciones de Juan David sobre las conversaciones en el Centro Penitenciario de Alcolea.

En concreto, la sesión de este jueves ha comenzado pasadas las 10,10 horas, con la presencia de la madre de los niños, Ruth Ortiz, en las dependencias del Servicio de Asistencia a Víctimas en Andalucía (SAVA) en la Audiencia de Córdoba, al tiempo que el Ministerio Público y la acusación han renunciado a la declaración de dos agentes de la Policía Nacional, que ratifican las versiones de este miércoles, y la defensa ha renunciado a que declaren la hermana y la excuñada de Ruth Ortiz, que estaban citadas para el lunes.

LOS PRESOS DE APOYO A BRETÓN DESTACAN SU CARÁCTER MANIPULADOR Y MANIÁTICO

Los presos de apoyo que tuvo en la cárcel José Bretón, acusado de asesinar a sus dos hijos el 8 de octubre de 2011 en Córdoba, han destacado su carácter "manipulador" y "maniático" durante su estancia en prisión.

Durante esta novena jornada del juicio a Bretón, han prestado declaración ante el jurado dos policías encargados de la investigación, otros dos funcionarios de la prisión donde permanece recluido desde el 21 de octubre de 2011, así como el primo de Ruth Ortiz, madre de los menores, y hasta cinco presos de apoyo. Los internos de la prisión han coincidido en señalar que Bretón "no hablaba de sus hijos" y se mostraba "tranquilo", aunque tenía "sus manías" y se mostraba "manipulador" con los presos.

Cuando se refería a su exmujer, Ruth Ortiz, lo hacía en términos "despectivos", mientras que sobre su causa mantenía constantemente que "perdió a sus hijos en el parque". Uno de los internos ha precisado que en una ocasión le dijo que tenía que haber hecho "lo que su hermana", Catalina Bretón, le sugirió, es decir, "matarla a ella en lugar de a sus hijos", según ha recordado la fiscal.

Además, los internos que dormían con Bretón en prisión han asegurado que no se intentó suicidar en ningún momento y que en una ocasión se hizo "arañazos" en los brazos para "llamar la atención", lo que motivó que fuera ingresado en la enfermería de la prisión "con heridas leves".

Por su lado, dos funcionarios de la prisión han manifestado que el comportamiento de Bretón en la prisión era "normal", "disciplinado" y no creaba problemas, mientras que han resaltado que "no estaba en huelga de hambre", ya que si bien "no comía a veces en el comedor", posteriormente "compraba en el economato".