El precio de una vida perdida en la carretera

Un estudio lo cifra en 1.400.000 euros

Actualmente se pagan cantidades quince veces inferiores

Se está negociando el nuevo baremo

sociedad

| 09.05.2011 - 13:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El valor medio de una vida humana perdida en la carretera es de 1.4 millones de euros. Al menos es la estimación que hace un estudio elaborado por las universidades de Murcia y Sevilla, encargado por el Observatorio para la Seguridad Vial de la DGT.

Según el estudio el coste estadístico de un ser humano fallecido en carretera es de 1,3 millones de euros, a lo que hay que sumar otros 100.000 euros por pérdida de productividad en su trabajo y costes médicos.

Actualmente, se pagan cantidades quinces veces inferiores ,ya que el baremo que se aplica corresponde al año 1993. En este sentido, Francisco Canes, presidente de la Asociación de Victimas de Accidentes ,DIA, ha señalado que en la actualidad existe una gran diferencia entras las cifras que reciben las familias y el montante calculado por el estudio, por lo que espera que el "cambio sea inmediato".

Para la DGT el informe sirve para tener un valor orientativo de las pérdidas en términos económicos por cada víctima mortal en carretera. Gracias al trabajo de la Universidad de Murcia las autoridades de tráfico podrán hacer estudios del coste-beneficio que supone implantar una medida de seguridad vial, como por ejemplo los guardarrailes o impartir talleres de sensibilización en los colegios, además de servir de referencia para calcular las indemnizaciones que deben recibir las familias de un fallecido.

Las Aseguradoras , Asociaciones de víctimas de tráfico y otras entidades tendrán que dar el visto bueno a esta nueva cifra, y después se pondrán manso a la obra para fijar las nuevas cantidades que indeminizarán a los heridos en accidente, especialmente los lesionados permanentes.