El pequeño Osman sufre una pequeña anemia y está "estable y tranquilo"

La familia de Osman tendrá formación ocupacional y de castellano para integrarse

El padre destaca que piensan en establecerse en España por la "increíble" atención recibida

sociedad

| 11.05.2016 - Actualizado: 15:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El pequeño Osman, el niño afgano de siete años con parálisis cerebral que ha permanecido atrapado en el campo de refugiados de Idomeni (Grecia), sufre una pequeña anemia, pero se encuentra "estable y tranquilo" ingresado en el Hospital La Fe de Valencia, donde permanecerá unos días hasta que se le terminen de practicar las pruebas diagnósticas.

Así, lo ha confirmado este miércoles la pediatra responsable de la Unida de Atención del Niño Internacional de La Fe, la doctora Gemma Ochando, en rueda de prensa acompañada por el padre del pequeño, Ata Mohammad Ahmad.

Ahmad ha relatado que fue precisamente Osman la razón por la que se decidieron a huir de la guerra de Handahar y que su vida en Idomeni comenzó cuando los médicos españoles se interesaron por ellos y les hicieron ver que hay personas "sin maldad en quien se puede confiar". Por ello, ha explicado que ahora su familia tiene dudas de si seguir su viaje hasta Londres donde tienen un familiar, como era su idea inicial, o establecerse en España por esta atención "increíble".

Asimismo, la madre de Osman, de 26 años, y sus dos hermanos de 8 y 9 años, también se les practicará a lo largo de la mañana en La Fe una revisión médica y las pruebas diagnósticas que necesiten antes de volver al Centro de Atención al Refugiado de Mislata, donde pasarán las primeras semanas para recibir atención psicosocial y escolarizar a los niños.

CLASES Y FORMACIÓN OCUPACIONAL PARA INTEGRARSE

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha avanzado este miércoles que la familia de Osman, el niño afgano de siete años con parálisis cerebral que estaba atrapado en el campo de refugiados de Idomeni (Grecia) y que ha ingresado en el Hospital La Fe de Valencia, recibirá clases de castellano y formación ocupacional básica para poder integrarse "como un español más".

Moragues ha realizado estas declaraciones en el Centro de Atención de los medios Centro de Atención a Refugiados de Mislata, donde la familia del pequeño se quedará "los próximos meses". Aquí se les dará "atención 24 horas, todo tipo de servicios, alojamiento, manutención, asistencia social, apoyo psicológico, clases de castellano y formación ocupacional básica como es informática", ha apuntado.

El objetivo es "integrarles laboralmente". "Van a ser como un español más", ha señalado. De hecho, ha recordado, son ya solicitantes de protección internacional y de asilo, lo que les otorga los mismos derechos que un español, a excepción del de sufragio.

El delegado ha explicado que el pequeño Osman y su familia llegaron sobre las 01.30 horas de la madrugada al Centro de Atención de Refugiados de Mislata mostrándose "muy felices, muy contentos, alegres y agradecidos a toda la sociedad española por las muestras de sensibilidad y solidaridad".

La madre, de 26 años y los dos hermanos mayores de Osman, de 9 y 8 años, se quedaron en este Centro, mientras Osman, de 7 años, y su padre, de 35, fueron trasladados al hospital de la Fe de Valencia. Según Moragues, la madre y los dos niños mayores "han dormido bien" y "han descansado convenientemente".

Como anécdota, ha comentado, que estos niños, han expresado varias palabras en español, aprendidas de la convivencia que han tenido con Bomberos en Acción en el de refugiados de Idomeni. Han dicho cosas como "buenos días", "hola", "adiós", "que pase pronto" e incluso han contado hasta seis, ha relatado.

Moragues ha recordado que esta familia afgana se encontraba atrapada en Idomeni, en la frontera entre Grecia y Macedonia, y que gracias a la iniciativa de Bomberos en Acción y a la actuación del Ministerio de Asuntos Exteriores se expidieron salvoconductos, se les ha pagado el viaje y la familia afgana ha llegado a España.

Su avión llegó este martes a las 19.30 horas al aeropuerto de Barajas (Madrid), desde dos vehículos de Cruz Roja les trasladaron al Centro de Atención a Refugiados de Mislata (Valencia) y de ahí, Osman y su padre fueron trasladados a La Fe, para atender al pequeño que sufre parálisis cerebral y ataques epilépticos.

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha querido destacar "colaboración entre administraciones publicas" para lograr traer a esta familia, a la que ha garantizado el acceso a la educación, a la sanidad y a todos los servicios sociales. "Van a estar protegidos, ayudados, y tendrán atención 24 horas en el Centro de Refugiados de Mislata durante los próximos meses, ha concluido.