El patrimonio de la Iglesia y las fiestas religiosas generan 359.300 empleos vinculados

Generaron en 2014 un impacto de un total de 32.520 millones en el PIB de España

Un informe destaca que supone un ahorro de millones de euros para las arcas públicas

sociedad

| 05.05.2016 - 13:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Iglesia calcula que el impacto sobre el turismo de sus bienes inmuebles de interés cultural estaría sosteniendo 225.300 empleos y supondrían un 2,17 del PIB de España en 2014.

El estudio "Impacto socioeconómico de la actividad cultural de la Iglesia", elaborado por la Conferencia Episcopal, valora el impacto de los 3.168 bienes inmuebles de interés cultural que pertenecen a la Iglesia (entre ellos 78 catedrales y 18 monumentos declarados patrimonio de la Humanidad), pero también celebraciones y fiestas religiosas, como la Semana Santa de diversas ciudades o el Rocío,

En este caso ambos juntos, patrimonio y fiestas religiosas, generaron en 2014 un impacto de un total de 32.520 millones en el PIB de España y 359.300 empleos vinculados, Sólo las fiestas religiosas generaron 9.900 millones de euros en el PIB de España (0,95%) y 134.000 empleos vinculados a las celebraciones.

AHORRO PARA LAS ARCAS PÚBLICAS

El informe, realizado por la consultora KPMG, destaca que aunque valorar económicamente la aportación que realiza la Iglesia a la sociedad es una misión compleja, "la actividad desplegada supone un ahorro de miles de decenas de millones de euros para las arcas públicas".

"El patrimonio de la Iglesia es una fuente de riqueza y valor para toda la sociedad", indica, y supone cada año para la Iglesia "un gran esfuerzo económico en rehabilitación, conservación y mantenimiento ordinario".

El estudio, que incluye los gastos que realizan los visitantes en restaurantes, transportes y visitas, entre otros, como consecuencia de desplazarse a visitar, por ejemplo, la catedral de Burgos, no calcula las partidas que las distintas administraciones dedican al mantenimiento y rehabilitación de este patrimonio cultural.