El Parlamento balear aprueba una declaración institucional contra el cambio de hora

El parlamento balear a favor de mantener el horario de verano

La madrugada del próximo domingo, 30 de octubre, los relojes deberán retrasarse una hora

Jose Luis Casero pide "no territorializar" el cambio horario y confía en en que España vuelva al meridiano de Greenwich

sociedad

| 25.10.2016 - 19:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Todos los grupos políticos que forman parte del Parlament balear han aprobado este martes una declaración institucional para pedir que se mantenga el horario de verano en Baleares y no se retrasen los relojes el próximo 30 de octubre, cuando a partir de las 17:50 dejará de verse la luz del sol en el archipiélago.

La propuesta, aprobada por asentimiento, pide al Gobierno central que se mantenga el horario actual y no se retrasen una hora los relojes, puesto que Baleares es la comunidad más afectada por esta situación, que provoca que sea el primer lugar donde sale el sol y el primero en el que se esconde.

Así, el Parlament se hace eco del movimiento social impulsado por la plataforma Illes amb Claror (islas con claridad), que reclama no hacer el cambio de horario previsto a finales de octubre, "ya que la situación geográfica de las Islas es la más oriental del Estado español y, por lo tanto, las más afectadas por este cambio horario".

Illes amb Claror es una plataforma que impulsa la adaptación al horario solar que en los últimos años ha sumado muchos apoyos en redes sociales, donde siempre han exigido adaptar "las necesidades vitales de los ciudadanos al horario solar y "evitar el malgasto energético". El mantenimiento del horario de verano "permitirá disfrutar de más luz cuando se acaban las obligaciones diarias", dicen desde la plataforma, con repercusiones económicas "importantes" como la reducción del consumo de electricidad.

EL DOMINGO LLEGA EL HORARIO DE INVIERNO

La madrugada del próximo domingo, 30 de octubre, llegará el horario de invierno, por lo que los relojes deberán retrasarse una hora; en concreto, a las 3.00 horas habrá que colocarlos en las 2.00.

Así lo exige la Directiva Comunitaria que rige el cambio de hora y que afecta a todos los países miembros de la Unión Europea.

El cambio de hora comenzó a generalizarse, aunque de manera desigual, a partir de 1974, cuando se produjo la primera crisis del petróleo y algunos países decidieron adelantar sus relojes para poder aprovechar mejor la luz del sol y consumir así menos electricidad en iluminación.

Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años.

Desde la aprobación de la Novena Directiva, por el Parlamento Europeo y Consejo de la Unión, en enero de 2001, este cambio se aplica con carácter indefinido los últimos domingos de marzo y octubre (en marzo se adelanta la hora y en octubre se retrasa).

Según estimaciones del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Entidad Pública Empresarial dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el ahorro en iluminación propiciado por el cambio durante los meses en los que éste ha tenido efectos, de marzo a octubre, podría haber alcanzado el 5%, equivalente a unos 300 millones de euros. De esa cantidad, 90 millones correspondería al potencial de los hogares españoles, lo que supone un ahorro de 6 euros por hogar, mientras que los otros 210 millones de euros restantes se ahorrarían en los edificios del terciario y en la industria.

CASERO PIDE A BALEARES "NO TERRITORIALIZAR" EL CAMBIO HORARIO

El presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), José Luis Casero, ha pedido a Baleares "no territorializar" el cambio horario después de que el Parlament balear haya aprobado una declaración institucional para pedir que se mantenga el horario de verano en esta comunidad, al tiempo que ha confiado en que España regrese al meridiano de Greenwich "pues ésa es su posición natural".

"La iniciativa del Parlament recoge una sensibilidad pero se está territorializando esta decisión", ha afirmado Casero. En este sentido, ha advertido de que si en marzo (cuando se abandona el horario de invierno) continúan con el mismo horario, "en verano el sol se pondría a las 12 de la noche y al amanecer sería de noche". "Si anochece más tarde, amanecerá también más tarde. No se puede tener luz por la mañana y por la tarde. Hay que recoger sensibilidades pero están mal planteadas porque al sol no hay quién le regule, ni se pueden tener 24 horas de sol", ha añadido.

A su juicio, "no deja de ser un gesto cara a la galería porque lo que hay es una Directiva Europea que se tiene cumplir y que afecta a todos sus Estados miembro, por lo que el Gobierno no tiene potestad". Para Casero, "la directiva sí que es cuestionable pero primero hay que acatar el fondo de la cuestión y luego la forma".

Por todo ello, ha indicado en que la solución pasa por regresar al meridiano de Greenwich "que es la posición que le corresponde a España". "La solución pasa por volver al meridiano de Greenwich y así estaríamos en nuestro horario natural. Y entonces habrá que hacer un debate en Europa para plantearse la reorganización pero no puede ser algo unilateral sino europeo", ha reiterado, en vísperas de que España regrese este domingo al horario de invierno, por lo que los relojes se adelantarán una hora y a las 03.00 serán las 02.00 horas.

Según ARHOE, el desfase horario comenzó desde 1942, cuando se adaptó el horario español al de Berlín (Hora Europea Central) en alineación con el régimen nazi y nunca se recuperó el horario en correspondencia con la hora solar. Por todo ello, la asociación considera que España tiene que adoptar la hora oficial del Reino Unido, Portugal, Marruecos y Canarias (Hora Europea Occidental), que es la que le corresponde geográficamente y abandonar la Hora Europea Central, que corresponde a países más al este.

Para conseguirlo, el primer paso es obviar la adopción de la hora de verano del último fin de semana de marzo. El cambio quedaría definitivamente completo cuando el siguiente otoño se retrasase los relojes para regresar, junto con Reino Unido y Portugal, a la hora de invierno.

El presidente de ARHOE también se ha mostrado confiado en que "algún día" lograrán esta reivindicación y ha subrayado en que a lo largo de este año se han producido "cambios significativos a pesar de que no ha habido Gobierno" pues se han abordado medidas para que la conciliación "sea real y efectiva", entre otras. "Felicitamos a las fuerzas políticas y ahora esperamos que cumplan con lo prometido porque hay una expectativa. Tenemos que llegar a un modelo socioeconómico europeo y no subdesarrollado", ha asegurado.

Además, al igual que el pasado mes de marzo, cuando se ingresó en el horario de verano, ARHOE "no se va a realizar acto reivindicativo alguno --como el que se hacía otros años en la Puerta del Sol-- al entender que la situación reclama otra actuación".

"Hay que tener un sentido de Estado y hay que tener un Gobierno para adoptar medidas; lo contrario es hacer un gesto de cara a la galería y politizar un tema que afecta a 46 millones de españoles", ha aseverado, por lo que ha pedido a las fuerzas políticas "ponerse ya a trabajar".