El Papa pide rezar para que "los mafiosos se conviertan"

Para recordar al mártir siciliano Pino Puglisi, beatificado este sábado y que fue asesinado por las mafias

sociedad

| 26.05.2013 - 14:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Papa ha pedido este domingo rezar para que "los mafiosos se conviertan porque no pueden continuar así", un llamamiento que pretende recordar al mártir siciliano Pino Puglisi, beatificado ayer y que fue asesinado por las mafias.

Durante el rezo dominical del ángelus en la plaza de San Pedro, el Santo Padre ha aludido de esta manera a las mafias, no solamente a la del crimen organizado, sino a las personas que están detrás de la explotación de niños y los negocios de prostitución.

"Pienso en todos los dolores de hombres y mujeres, incluso de niños, que son explotados por muchas mafias, que los explotan obligándolos a hacer trabajos que los esclavizan, con la prostitución, con tantas presiones sociales; detrás de esta explotación, de esta esclavitud, están las mafias", ha apuntado.

En su intervención, Francisco ha recordado que "detrás de muchos males" están las mafias, por lo que ha instado a los fieles a rezar para "conviertan el corazón" de estas personas. "No pueden hacer esto, no pueden esclavizar, debemos rezar al Señor, recemos para que estos mafiosos se conviertan a Dios", ha señalado.

El Papa Francisco realizó un llamado similar al de Juan Pablo II el 9 de mayo de 1993, cuando se dirigió en el Valle de los Templos a los mafiosos para que se convirtiesen.

Por otro lado, el Papa ha explicado el misterio de la Santísima Trinidad en el rezo posterior al ángelus. Coincidiendo con la Solemnidad de la Santísima Trinidad, ante los miles de fieles congregados en la Plaza de San Pedro, ha reiterado que Dios "no es algo vago y abstracto, sino que es amor".

"La Santísima Trinidad no es el producto de razonamientos humanos, es el rostro con que Dios mismo se ha revelado se ha revelado, caminando con la humanidad y sobretodo con Jesús de Nazaret. Jesús es el Hijo que nos ha hecho conocer al Padre Misericordioso y ha traído sobre la tierra su fuego, el Espíritu Santo", ha concluido.