El papa Francisco visitará Cerdeña en septiembre

Quiere rezar en el Santuario de Bonaria

Desde este miércoles 13 de marzo de 2013, el Trono de San Pedro está ocupado por un Papa del continente americano. El primer Papa argentino, el primer Papa latinoamericano y el primer jesuita.

sociedad

| 15.05.2013 - 12:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El papa Francisco viajará en septiembre a Cerdeña, para visitar el santuario de la Virgen de Bonaria.

Esta visita, cuya fecha todavía no ha sido fijada, completa la agenda de viajes del papa Begoglio para este año, ha manifestado el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

El Obispo de Roma viajará del 22 al 29 de julio próximo a Río de Janeiro, para presidir en la ciudad brasileña la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), a la que se espera asistan más de dos millones de muchachos católicos de todo el mundo.

Este será el primer viaje dd Jorge Mario Bergoglio como papa, tras su elección el pasado 13 de marzo.

El viaje a Cerdeña lo ha anunciado durante la audiencia pública de los miércoles, cuando saludó a un numeroso grupo de fieles, obispos y sacerdotes sardos, a quienes dijo que "desea" visitar el santuario de la Virgen de Bonaria, protectora de los navegantes, que se alza en Cagliari, al sur de la isla, la capital sarda.

El pontífice contó que el fundador de Buenos Aires, Pedro de Mendoza, quiso denominarla ciudad de la Santísima Trinidad, pero que los marineros que le acompañaban era sardos y pretendían que se denominase ciudad de la Virgen de Bonaria.

LA HISTORIA

"Tras una negociación se le impuso el nombre de ciudad de la Santísima Trinidad Puerto de Nuestra Señora del Buen Aire, un nombre tan largo que al final quedó en Buenos Aires. Por vuestra virgen", dijo el papa dirigiéndose a los sardos, que rompieron en aplausos, vivas y cantos.

Según la historia, el 25 de marzo de 1370 un barco procedente de España fue sorprendido por una gran tormenta. Ante las dificultades, los marineros arrojaron al mar toda la carga, entre la que se encontraba una caja grande.

Nada más caer al agua la caja, la tormenta cesó y el mar se tranquilizó. Todo lo arrojado se hundió, menos la caja, que empujada por el agua llegó hasta las costas de Cerdeña. Los marineros también llegaron intactos.

Al abrir la caja encontraron en su interior una imagen de la Virgen con un Niño Jesús en brazos y un cirio en su mano derecha.

Inmediatamente fue venerada como protectora de los marineros y llamada Virgen de Bonaria, del Buen Aire. Durante la época de dominación española de Cerdeña, por los catalanes, fue muy conocida la virgen de Bonaria.

Su culto se expandió, especialmente en Sevilla y Cádiz, desde donde partían las expediciones a América y así llegó hasta el Río de la Plata, llevada por dos sacerdotes que viajaban junto a Pedro de Mendoza.