El Papa asegura que la sociedad actual vive un momento precario e inseguro

En su primera aparición pública tras la detención de su mayordomo, Paolo Gabriele, por "posesión ilegal de documentos reservados"

Papa benedicto

sociedad

| 26.05.2012 - 12:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El papa Benedicto XVI afirmó hoy que la sociedad actual vive una situación "precaria" en ciertos aspectos, caracterizada "por la inseguridad y por la fragmentación en las elecciones".

Durante una audiencia en la plaza de San Pedro del Vaticano con los miembros del movimiento de la "Renovación en el Espíritu Santo" con motivo de su 40 aniversario, el papa hizo su primera aparición pública tras conocerse ayer la detención de su mayordomo, Paolo Gabriele, por "posesión ilegal de documentos reservados" de la Santa Sede.

"En la sociedad actual vivimos una situación precaria en ciertos aspectos, caracterizada por la inseguridad y por la fragmentación en las elecciones. Faltan a menudo válidos puntos de referencia en los que inspirar la propia existencia. Por ello, se hace cada vez más importante construir el edificio de la vida y el complejo de las relaciones sociales" sobre la Palabra de Dios, dijo Benedicto XVI.

El Señor "nos invita a crecer en la confianza y en el abandono a su voluntad, en la fidelidad a nuestra vocación y en el compromiso de hacernos adultos en la fe, en la esperanza y la caridad. Adulto, según el Evangelio, no es quien no está sometido a nadie y no necesita de nadie. Adulto, es decir, maduro y responsable, puede ser solo quien se hace pequeño, humilde y siervo ante Dios", agregó.

En este sentido, el papa, ante una abarrotada y soleada plaza de San Pedro, indicó que "es necesario renovar el alma de las instituciones y fecundar la historia con semillas de vida nueva" e instó a los presentes a no ceder "a la tentación de la mediocridad y la costumbre".

"Todos los creyentes están llamados a un convencido, sincero y creíble testimonio de fe, unido estrechamente al compromiso de la caridad", afirmó el pontífice, quien indicó que "al mundo le hace falta el rezo".

Benedicto XVI recordó además una afirmación pronunciada por Jesucristo: "Quien escucha estas palabras mías y las pone en práctica, será parecido a un hombre sabio, que ha construido su casa sobre la roca. Cayó la lluvia, se desbordaron los ríos, soplaron los vientos y se precipitaron sobre esa casa, pero esta no cayó, porque estaba construida sobre la roca".

El papa se unió al acto de conmemoración por el aniversario de este movimiento religioso en la plaza de San Pedro tras la celebración de una misa en el mismo lugar oficiada por el presidente de la Conferencia Episcopal de Italia (CEI), Angelo Bagnasco.

Esta es la primera aparición pública de Benedicto XVI tras el anuncio del arresto de su mayordomo, de 46 años, algo por lo que, según han informado fuentes vaticanas, el papa se ha mostrado "muy entristecido y afectado".

En el recorrido de este sábado a bordo de un jeep por la plaza de San Pedro para saludar a los fieles, ya no escoltaba al papa el propio Paolo Gabriele, cuyo lugar ocupaba un joven con traje y corbata.

La detención del mayordomo del papa se produjo tras las investigaciones realizadas en los últimos días por la Gendarmería Vaticana para esclarecer los casos de filtraciones a los medios de comunicación de documentos reservados vaticanos enviados a Benedicto XVI y su secretario Georg Ganswein.