El padre de Marta agradece la intención de la Policía de "seguir buscando"

sociedad

| 25.05.2017 - 15:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Antonio del Castillo, padre de Marta, ha presenciado hoy la nueva búsqueda del cuerpo de la joven asesinada, cerca del río Guadalquivir y junto a la circunvalación de la SE-30, para agradecerle a la Policía esta nueva búsqueda y su intención de "seguir buscando". Según ha dicho Antonio del Castillo a los periodistas, hoy será la tercera y última jornada que rastreen en esta zona de unos 1.500 metros cuadrados ubicada entre el puente que comunica la salida de Sevilla por el puente del Alamillo y la desviación hacia Mérida y Camas.

Del Castillo ha agradecido a la Policía "el esfuerzo que hace" y se ha felicitado por que sea la unidad de Homicidios la que se haya hecho cargo de proseguir la investigación, si bien ha dicho que "es complicado" porque ese relevo se produce ocho años después del crimen.

El padre de Marta ha calificado estas tareas, que se llevan a cabo con una excavadora, como "una búsqueda más" y ha reiterado que la familia no pierde la esperanza de que el cuerpo de Marta sea hallado y tiene "mucha confianza en ellos", en alusión a los investigadores de la Policía.

En un primer momento, Del Castillo se sorprendió por esta nueva búsqueda, si bien ha aclarado que "ellos tienen sus razones y sus motivos", de nuevo en alusión a los investigadores.

También ha recordado que el hermano de Miguel Carcaño, el asesino confeso, hacía prácticas de tiro, como vigilante jurado, junto a los terrenos que ahora se rastrean.

La última búsqueda tuvo lugar el pasado mes de febrero en la dársena del río Guadalquivir en Sevilla, que finalizó el día 24 de ese mes tras cinco jornadas sin que se hubieran encontrado indicios de que el cadáver de la joven hubiera sido arrojado allí.