El número de secuestros simulados se ha duplicado durante 2012

sociedad

| 03.02.2013 - 12:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Policía Nacional ha hecho balance de los datos de secuestros coreespondientes al año 2012, recogidos por la Sección de Secuestros y Extorsiones, y ha destacado que "el número de simulaciones de secuestros se ha multiplicado por dos" durante el pasado año.

En declaraciones, el inspector-jefe de la Sección de Secuestros y Extorsiones de la Policía Nacional, Alberto C. González, ha asegurado que los infractores no suelen tener conocimiento de que la simulación de secuestro es un delito, motivo por el cual se incrementan tanto ante necesidades económicas.

González ha especificado que a lo largo del pasado año se registraron de "15 a 20 secuestros" reales, mientras que el número de simulaciones de secuestros resultó "mucho mayor". "Rara es la semana que no tratamos una simulación".

Estos delitos se suelen producir por personas que simulan ser víctimas de secuestro. El estafador "llama y engaña a su familia diciendo que se encuentra secuestrado, que no puede hablar, que les están apuntando con una pistola en la cabeza", todo ello con una cuidada puesta en escena. "Empiezan a hacer el papel, a llorar", lo cual supone mucha angustia y coacciona mucho a los familiares.

Respecto a los motivos, el jefe de la sección de secuestros ha concretado igualmente que "la mayoría" tienen su origen "en una deuda", procedente del juego o de estupefacientes entre otros. En todo caso, se trata de una "cantidad económica de la que no puede hacerse cargo", por la que decide "montar un teatro completo incluyendo el secuestro".

Los estafadores suelen errar al montar el "desarrollo del secuestro más basado en películas", con elementos que un verdadero secuestro no presenta, como "terceras personas" o alguien "que pida un rescate".

El inspector-jefe ha concretado que "por experiencia", esta sección policial reconoce "elementos que diferencian una simulación de un secuestro real", por lo que estos fraudes suelen ser fácilmente identificables, si bien la Policía debe comprobar la veracidad igualmente. "No vamos a dejar de utilizar recursos para ver si es o no simulación", ha afirmado.

Pese a ello, según González, los autores de las simulaciones suelen pensar que en caso de cometer el fraude, pueden llevarse el precio del rescate, o en el peor de los casos, sufrir una multa pequeña, muy inferior a la pena por secuestro, por lo que "interesa mucha más cometer una simulación". Desde esta sección han dejado claro que resulta fundamental "que vean que tiene consecuencias".

En esta línea, el delito de simulación de secuestro "no tiene pena de cárcel, tiene pena de multa", y ha detallado que últimamente se está llevando a la práctica una nueva iniciativa legal, basada en el "resarcimiento de daños", según el cual los autores se hacen cargo de reembolsar los costes invertidos por la Policía en la movilización de efectivos y recursos.