El niño que disparó en su escuela pudo avisar a compañeros para que no fuesen

Roswell (Archivo)

sociedad

| 16.01.2014 - 10:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El niño de 12 años que abrió fuego el pasado martes en el gimnasio de una escuela de secundaria de la ciudad de Roswell, en el estado de Nuevo México, dejando tres heridos -dos de ellos graves-, habría alertado a algunos compañeros para que no acudiesen ese día al centro escolar, según las primeras investigaciones policiales.

El jefe de la policía de Nuevo México, Peter Kassetas, ha dicho que existen "indicios" de que el niño había pedido a algunos estudiantes que se mantuviesen alejados del lugar de los hechos, antes de sacar una escopeta de la bolsa antes de disparar a algunos compañeros de clase, que se encontraban sentados en el suelo.

"Hemos encontrado pruebas de que fue pensado y planeado", ha añadido el jefe de policía, en declaraciones recogidas por el canal de televisión británico BBC. En cualquier caso, ha advertido de que aún se está comprobando esta información, que implicaría la existencia de una "información preliminar" que podría haber ayudado a evitar este suceso.

El abogado de la familia del autor del tiroteo ha confirmado que el menor ha sido trasladado a un hospital psiquiátrico ubicado en la ciudad de Albuquerque tras una primera audiencia. El autor de los disparos fue custodiado por las autoridades, después de que un miembro del personal de la escuela consiguiese desarmarle.

La gobernadora del estado de Nuevo México, Susana Martínez, fue la encargada de narrar los hechos y pidió a los ciudadanos que "recen por los dos niños heridos", uno de los cuales se encuentra estable. Otro trabajador del centro sufrió "lesiones muy leves" durante el tiroteo, pero se negó a recibir un tratamiento médico con el objetivo de poder seguir cuidando a los alumnos en el gimnasio.

Los investigadores aún no han identificado cuál es el motivo del tiroteo, según señaló el jefe de Policía del estado, Pete Kassetas,. Entre tanto, la policía estatal ha entrevistado a más de 100 estudiantes y profesores