El Museo Británico conmemora 50 años de la despenalización de la homosexualidad

"Deseo, amor, identidad: Explorando las historias LGTB"

sociedad

| 14.05.2017 - 17:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Museo Británico de Londres ha inaugurado la exposición "Deseo, amor, identidad: Explorando las historias LGTB", una muestra que rinde homenaje al colectivo en el 50 aniversario de la despenalización parcial de la homosexualidad en Inglaterra y Gales, un "gran momento" en la lucha por la igualdad.

En declaraciones a Efe, el comisario de la exposición, Stuart Frost, dijo hoy que 1967 fue un "año clave" para el colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, LGTB, pues se aprobó la Ley de delitos sexuales que despenalizaba las relaciones homosexuales a partir de la edad de 21 años en Inglaterra y Gales.

Sin embargo, la homosexualidad continúo estando castigada en Escocia hasta 1980, y en Irlanda del Norte hasta 1982.

El conjunto hace un repaso, a través del relato construido por el profesor Richard Parkinson en su libro "Un poco de historia Gay" (2013), de las experiencias homosexuales representadas en el arte desde la antigüedad hasta nuestros días.

Todos los objetos expuestos provienen de la colección permanente del Museo Británico y, según indicó Frost, muchos de ellos formaron parte durante años del "Museo secreto", un espacio donde desde 1830 hasta 1953 se guardaron obras "relacionadas con la sexualidad" que podían "herir la sensibilidad de las personas de la época".

La pieza más antigua del conjunto es la escultura de los amantes de Ain Sakhri, que data del año 9000 a.C., y es considerada la primera representación de la historia de una pareja haciendo el amor.

Aunque tradicionalmente se ha asumido, pese a que el género de las dos personas no se aprecia, que la escultura representa a un hombre y a una mujer, desde la exposición lo ponen en duda: "¿Por qué se ha dado por hecho que se trata de unos amantes heterosexuales?", reza el rótulo situado a su vera.

En las antiguas Grecia y Roma la relaciones entre hombres del mismo sexo estaban aceptadas, algo que puede apreciarse en la muestra a través de medallas e impresiones, mientras que encontrar ejemplos de las mismas relaciones entre mujeres es más complicado, tal y como manifestó el comisario.

Una de las relaciones gays más conocidas de esta época es la protagonizada por el emperador Adriano y su esclavo Antínoo. Al morir Antínoo, el emperador mandó grabar su rostro en las monedas del imperio, algo "muy inusual" porque, según aseguró Frost, "no era normal que apareciera en una moneda alguien que no fuera de la familia imperial".

Estas monedas se pueden ver en la exposición junto a poemas de la famosa poetisa griega Safo, a partir de cuyos escritos se deduce que mantenía relaciones con sus discípulas, y que se ha convertido en todo un símbolo del amor entre mujeres.

Además de historias de personajes históricos, el conjunto también rinde homenaje a experiencias de personas anónimas que tratan de "suscitar preguntas al espectador contemporáneo sobre las culturas y tradiciones del pasado", sostuvo Frost.

La muestra no solo mira a tiempos pretéritos sino que también ofrece obras modernas y contemporáneas, como una baraja de cartas de "drag queens" de Otsuka Takashi o una selección de insignias de campañas LGTB desde los años setenta hasta la actualidad.

La sala en la que se sitúa "Deseo, amor, identidad: Explorando las historias LGTB" no es la única que rinde homenaje al colectivo, sino que el museo ha identificado catorce objetos más en la colección permanente para completarla y que el público las explore en "su contexto histórico y cultural particular".

Entre esta selección destaca la Copa Warrem, una copa de plata romana que data del año 10 d.C. decorada con escenas que muestran a dos amantes masculinos.

Siguiendo con su homenaje al colectivo LGTB para celebrar las cinco décadas de despenalización de la homosexualidad, el museo alberga también una pequeña colección de grabados del artista británico David Hockney basados en poemas del poeta griego Constantino Kavafis (1863-1933), en los que se reflejan el amor y deseo entre dos hombres.

El comisario opinó que en las últimas décadas ha habido "grandes cambios" en la sociedad respecto a la aceptación del colectivo LGTB y aseguró que "cada vez más museos hacen exposiciones de este tipo".