El motor de cohete más poderoso jamás construído funciona a la perfección

Motor (Archivo)

sociedad

| 12.03.2015 - 12:26 h
REDACCIÓN
Más sobre: motorSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El motor cohete más grande y poderoso jamás construido superó con éxito una prueba este miércoles, en preparación para futuras misiones del programa SLS-Orion para viajar a un asteroide y a Marte. El propulsor, de casi 54 metros, estuvo funcionando dos minutos, el mismo tiempo que cuando haga ascender al cohete gigante SLS desde la plataforma de lanzamiento, produciendo 3,6 millones de libras de empuje.

La prueba se llevó a cabo en las instalaciones de prueba de Promontory (Utah) del socio de la NASA Orbital ATK, y es una de las dos pruebas previstas para calificar el propulsor para el primer vuelo del SLS.

En esta prueba, el propulsor fue llevado al extremo de desarrollo en el rango máximo de temperatura aceptado. Una prueba con el extremo inferior del rango de temperatura está prevista para principios de 2016. Estas dos pruebas proporcionarán una gama completa de datos para los modelos analíticos. Durante la prueba, las temperaturas en el interior del refuerzo llegaron a más de 5.600 grados.

"Esta prueba es un hito importante para el SLS tras años de desarrollo", dijo Todd May, gerente del programa, en un comunicado de la NASA.

EL EMPUJE PARA SALIR DE LA GRAVEDAD TERRESTRE

Durante la prueba, se midieron más de 531 canales de instrumentación en el propulsor para ayudar a evaluar unos 102 objetivos de diseño. La prueba también demostró que cumple con los requisitos de rendimiento balístico aplicables, tales como el empuje y la presión.

Otros objetivos incluyen la recopilación de datos sobre las actualizaciones del motor, como el nuevo aislamiento del motor interno y el revestimiento y un diseño de boquilla mejorada.

Cuando se haya completado, dos propulsores de cinco segmentos y cuatro motores RS-25 principales se encenderán para llevar a los SLS a misiones de espacio profundo. Estos propulsores sólidos de 59 metros de longitud operan en paralelo con los motores principales motores durante los primeros dos minutos de vuelo. Proporcionan más del 75 por ciento del empuje necesario para que el cohete escape de la fuerza gravitacional de la Tierra.

La primera prueba de vuelo de SLS se configura para un peso de 70 toneladas métricas de capacidad de elevación y llevará una nave espacial sin tripulación Orion más allá de la órbita baja de la Tierra para probar el rendimiento del sistema integrado. El SLS se podrá configurar más tarde para proporcionar una capacidad de elevación sin precedentes de 130 toneladas métricas y permitir misiones más lejanas en nuestro sistema solar.