El Marañón dispone de una unidad pionera en la atención de pacientes psiquiátricos de España

sociedad

| 12.01.2014 - 14:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El hospital Gregorio Marañón de Madrid dispone de una unidad pionera en la atención -integral- a enfermos mentales sordos o con alguna discapacidad auditiva que acentúe su aislamiento.

Se ofrece valoración psicosocial del paciente, evaluación y diagnóstico de su enfermedad, tratamiento psicofarmacológico y psicoterapéutico tanto individual como grupal, coordinación y seguimiento a los recursos asistencias adecuaos a las necesidades del paciente, orientación sobre recursos sociosanitarios, educativos, laborales y coordinación de proyectos de voluntariado y apoyo a los profesionales de otros servicios y centros sanitarios.

Entre sus pacientes se encuentra personas sordas profundas prelocutivas de las que existen en torno a 5.000 en la Comunidad de Madrid, y en las que el déficit de comunicación que padecen afecta al desarrollo intelectual y al intercambio social, y es la base de posibles trastornos emocionales; personas sordas profundas postlocutivas, es decir, personas que han ido perdiendo la capacidad de oír con los problemas de adaptación personal y funcional que lleva consigo; otras personas con menores pérdidas auditivas, y personas sordas con déficits asociados, que constituyen entre el 24 y el 30% de las personas sordas profundas; además de personas sordas candidatas a implantes cocleares.

De manera general en esta unidad se garantiza el acceso de las personas con discapacidad auditiva a los servicios de salud mental en igualdad de condiciones con los pacientes oyentes mediante la oferta de un servicio específico que toma en consideración sus características diferenciales en un entorno libre de barreras de comunicación y que respeta su derecho a recibir asistencia en salud mental en igualdad de condiciones respecto a la población general.