El juego 'Angry Birds' lanza una nueva versión con BirdLife

Para concienciar de las amenazas de las aves en el Pacífico

Angry Birds (Archivo)

sociedad

| 12.05.2015 - Actualizado: 16:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El popular juego Angry Birds se ha unido a BirdLife International para lanzar una nueva versión con la que busca concienciar de las amenazas que padecen las aves en el Pacífico y contribuir a erradicar estas amenazas y restaurar sus hábitats.

Así, la empresa Rovio Entertainment ha lanzado la versión Angry Birds Seasons porque, como sus homólogos en el juego, "las aves de esta parte del planeta están amenazadas por predadores introducidos que se comen sus huevos y las ponen al borde de la extinción".

El vicepresidente de Juegos en Rovio Enterteninment, Sami Lahtinen, ha explicado que, con más de 2.800 millones de descargas en todo el mundo, los usuarios conocen "únicamente" la historia de la misión de los Angry Birds para proteger sus huevos de sus malvados enemigos, los cerdos.

En este sentido, ha destacado que es "estupendo" ser capaz de reflejar esta historia con una situación real que ayude a BirdLife a restaurar poblaciones de aves en el Pacífico. "Es realmente aleccionador darse cuenta de que algunas especies que BirdLife tiene en su punto de mira para salvar de la extinción cuentan con un número de ejemplares menor que el total del personal que trabaja en Roviro Entertainment", ha manifestado.

Según SEO/BirdLife la introducción por los humanos de especies exóticas o invasoras, como las ratas, ha provocado la extinción de la mitad de todas las especies de aves del Pacífico. Un total de 81 especies están aún amenazadas de extinción.

Por este motivo, BirdLife y sus socios en numerosos países han restaurado más de 30 islas en cinco países del Pacífico (las islas Cook, Fiji, la Polinesia francesa, Nueva Caledonia y Palau) para salvar sus poblaciones y otros seres vivos de otros géneros.

BirdLife busca recaudar 150.000 dólares para la restauración de varias islas en la Polinesia francesa y apoyo para sus planes a largo plazo para salvar especies de la extinción en todo el Pacífico. El trabajo en la Polinesia francesa se centra en islas con poblaciones de aves críticamente amenazadas.

Especies como la paloma perdiz de Tuamotu, con una población inferior a los 100 ejemplares, contará con una ayuda para que tenga mayores opciones de supervivencia.

"Durante la pasada década, BirdLife International se ha convertido en un experto en eliminar predadores introducidos en las islas del Pacífico", ha subrayado la directora ejecutiva de BirdLife, Patricia Zurita.

En este sentido, ha señalado que con más financiación se pueden hacer más acciones en otras islas tropicales, restaurarlas a su paraíso original y ayudar a las poblaciones locales de aves y a otras especies a prosperar. "Esto repercute además en las comunidades locales, las cuales se han beneficiado de mejores cosechas cuando se eliminan los predadores introducidos", ha concluido.

Además, ha explicado que en el actualizado Angry Birds Season Tropical Paradise, los jugadores tendrán la oportunidad de aprender acerca de los peligros de la vida real de las aves en el Pacífico y apoyar nuestro trabajo que asegura su supervivencia.