El incendio de León arrasa ya 8.000 hectáreas y avanza sin control

La noche ha sido especialmente dura por la virulencia de las llamas que ha obligado a desalojar hasta tres pedanías de Encinedo

sociedad

| 24.08.2017 - 14:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El incendio forestal intencionado que se declaró la noche del pasado lunes en Encinedo (León), en la comarca de La Cabrera, avanza sin control y ya ha calcinado más de 8.000 hectáreas, mientras 35 personas de la localidad de Trabazos permanecen desalojadas de sus viviendas y se temen más evacuaciones.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, ha alertado de que las rachas de viento pronosticadas para hoy y mañana en el entorno del incendio declarado complicarán las labores de extinción y pueden reavivar las llamas en el "mar de rescoldos" formado por 8.000 hectáreas afectadas. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Suárez Quiñones ha lanzado un mensaje de "tranquilidad" a los habitantes de la zona, aunque ha reconocido que el frente Norte del incendio se dirige hacia dos pequeñas localidades que podrían ser desalojadas

La noche ha sido especialmente dura por la virulencia de las llamas que ha obligado a desalojar hasta tres pedanías de Encinedo, en concreto Trabazos, Forna y Losadilla. En total 80 personas -en su mayoría personas de avanzada edad- tuvieron que permanecer, por precaución y debido al intenso humo, fuera de sus casas, si bien los habitantes de Losadilla pudieron regresar esta medianoche y los de Forna esta mañana sobre las 9:00 horas.

LOS MEDIOS AÉREOS SE HAN INCORPORADO A LAS LABORES DE EXTINCIÓN

Los únicos que ahora mismo permanecen desalojados son 35 personas de Trabazos que se encuentran en el polideportivo de la Baña en Encinedo. Según han informado fuentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, la noche ha sido muy dura y actualmente tienen casi controlados los frentes

Este, Sur y Oeste, mientras que la preocupación y donde se están redoblando los esfuerzos es en la parte Norte del incendio.

Los medios aéreos se han incorporado a las labores de extinción con las primeras horas de luz del día y son más de 300 las personas que están trabajando ahora mismo contra las llamas. La Junta mantiene el nivel dos de peligrosidad que se establece por persistir las condiciones de riesgo para la población.

Esta circunstancia se debe a la "extrema" dificultad de control de los frentes activos a causa de la orografía abrupta de la zona, el viento cambiante y la extrema sequedad de la cubierta vegetal. La actual situación de riesgo de incendios forestales se agravará hoy y mañana por el aumento de la velocidad del viento, la disminución de la humedad relativa y un incremento de la inestabilidad atmosférica, ante lo que el Ejecutivo autonómico recomienda a la población que extreme la precaución y solicita su colaboración ante cualquier sospecha de incendiarios.

La provincia leonesa está sufriendo la peor semana de incendios forestales del año y en las últimas horas ha registrado hasta 9 fuegos de los que siete continúan activos, aunque seis de ellos ya controlados. Además del incendio de Encinedo, el único activo, la provincia registra otros seis incendios controlados en las localidades de La Falamosa, Langre, Valdepiélago, La Braña y Villar de las Traviesas. Mientras que ya se han dado por extinguidos los de Camplongo de Arbás y Pobladura de la Sierra.