Acuerdan evacuar de nuevo la población de La Restinga

El túnel de El Hierro vuelve a cerrarse por el riesgo de desprendimientos

Un día más en isla del Hierro continúa la alerta del volcán.

sociedad

| 05.11.2011 - 09:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El pueblo pesquero de La Restinga, en el sur de la isla canaria de El Hierro, ha sido desalojado hoy por segunda vez debido a que la erupción volcánica submarina que en octubre se abrió paso cerca de sus costas parece que se acerca a tierra.

Los aproximadamente 250 vecinos que estaban hoy en La Restinga en una reunión con Juan Miguel Padrón, alcalde de El Pinar, del que depende administrativamente el pueblo pesquero, fueron advertidos para que se concentrasen en el campo de fútbol para abandonar el pueblo de forma ordenada.

En el campo de fútbol esperaban efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), y algunos vecinos se irán a casas de amigos o familiares o a las viviendas que muchos de ellos tienen en El Pinar, que está a quince kilómetros, mientras que otros serán alojados en la residencia de estudiantes de Valverde.

El director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno canario, Juan Manuel Santana, en declaraciones a Televisión Canaria, ha manifestado que la evacuación se ha producido de forma tranquila.

La primera evacuación de La Restinga se produjo el 12 de octubre, dos días después de comenzar la erupción volcánica submarina, y los vecinos no regresaron para pernoctar hasta el 21 del mismo mes.

El segundo desalojo de La Restinga se ha llevado a cabo como medida preventiva porque en la zona se han observado columnas de vapor con ceniza, ha informado el Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca).

El alcalde de El Pinar, Juan Miguel Padrón, que se enteró del nuevo desalojo cuando estaba en La Restinga reunido con vecinos para hablar de la situación económica del pueblo como consecuencia de la erupción volcánica submarina, ha manifestado que en el pueblo había entre 250 y 300 vecinos.

En La Restinga residen en torno a 600 personas, pero muchas de ellas no había regresado desde que se produjo el primer desalojo, ya que tiene temor, ha declarado el alcalde de El Pinar.

Una vez que los vecinos abandonaron La Restinga la Guardia Civil ha establecido un control en la zona del cruce de Tacorón para evitar la entrada, al igual que en el primer desalojo.

Este desalojo se produce un día después de que aumentase la magnitud de los movimientos sísmicos, si bien el mayor, de 4,4 en la escala de Richter, se registró en la zona del municipio de Frontera, en el norte de la isla.

Debido al aumento de la magnitud de los sismos el Pevolca ha acordado el cierre del túnel de Los Roquillos, que une los municipios de Valverde y Frontera, así como diversos tramos de varias carreteras del segundo, el Lagartario y el Ecomuseo.

EL TÚNEL DE EL HIERRO VUELVE A CERRARSE POR DESPRENDIMIENTOS

El comité director del Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca) ha decidido hoy cerrar el túnel de Los Roquillos, que une los municipios herreños de Valverde y Frontera, así como diversas carreteras del norte de El Hierro, ante el peligro de que se produzcan desprendimientos.

En rueda de prensa posterior a las reuniones de los comités científico y director del Pevolca, el director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, Juan Manuel Santana, manifestó que la situación no ha variado en cuanto a la población, mientras que ante el riesgo de que haya desprendimientos en algunas laderas se ha decidido tomar medidas.

Juan Manuel Santana dijo que no está previsto realizar más evacuaciones, después de que ayer se llevase a cabo esa acción en once viviendas del barrio de Las Puntas, en el municipio de Frontera, tras registrarse un movimiento sísmico de magnitud 4.4 en la escala de Richter.

El aumento de la magnitud de los movimientos sísmico incrementa el riesgo de que se produzcan desprendimientos, manifestó Juan Manuel Santana, quien reconoció que las medidas adoptadas hoy por el Pevolca son molestas para los ciudadanos de la isla.

Además del cierre del túnel de Los Roquillos, el Pevolca ha acordado cerrar la carretera de Las Puntas, que está próxima a la salida del túnel por el municipio de Frontera, desde el cruce de Los Caminos Cruzados hasta el Pozo de los Padrones.

También se cierran el Ecomuseo y el Lagartario, así como la carretera HI-500 entre al Faro de Orchilla y el Pozo de la Salud, y en la zona de Sabinosa se corta la carretera hasta Frontera, en varios puntos, y se prohíbe el acceso al Pozo de las Calcosas.

La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, explicó que el seísmo de 4.4 grados de magnitud en la escala de Richter de ayer fue más sentido por la población que el anterior de la misma magnitud porque se produjo en un lugar más cercano a la costa.

El lugar en el que se detectó el seísmo de 4.4 grados de magnitud de ayer es una corteza más continental que oceánica con respecto al anterior de la misma magnitud, por lo que la transmisión de la energía es mayor y por ende la aceleración con la que se sintió, explicó María José Blanco.

La directora del Instituto Geográfico Nacional en Canarias también señaló que desde un barco de la reserva marina del Mar de las Calmas se han recogido muestras de los sólidos que durante las últimas horas la erupción volcánica submarina ha dejado en la zona de La Restinga, en el sur de la isla.

María José Blanco explicó que la magnitud de los seísmos podría llegar en los próximos días a magnitudes de 4.5 o 4.6 grados en la escala de Richter.