El fundador de Megaupload seguirá en la cárcel, al menos, hasta el 22 de febrero

sociedad

| 25.01.2012 - 08:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un tribunal de Nueva Zelanda denegó hoy la libertad condicional solicitada por el fundador del portal Megaupload, Kim Schmitz, cuya extradición pide Estados Unidos por supuesta piratería informática. El fallo fue anunciado alrededor de las 11.00 hora local del miércoles (22.00 GMT del martes) por el tribunal del distrito de North Shore, a las afueras de Auckland, ante el que Schmitz, más conocido por Dotcom, compareció el pasado lunes, tres días después de que fuera detenido en respuesta a un requerimiento del FBI estadounidense.

El juez David McNaughton dijo que Dotcom permanecerá en prisión preventiva hasta el próximo 22 de febrero, cuando se espera que se celebre una vista sobre la petición de extradición hecho por las autoridades de Estados Unidos por supuesta piratería informática y otros delitos. McNaughton, quien anunció su fallo en una sala de vistas que estaba a rebosar de simpatizantes de Dotcom y periodistas, consideró que existe un gran riesgo de que el informático alemán consiga dinero o se las arregle para huir de Nueva Zelanda.

A pesar de que se ordenó la congelación de sus cuentas bancarias, Dotcom ha declarado que aún posee unos 243.240 dólares (186.791 euros), por lo que el juez McNaughton no descarta la posibilidad de que tenga a su disposición otras cantidades de dinero o que lo reciba de otras fuentes.

Schmitz y los tres directivos de Megaupload fueron detenidos el pasado viernes en el marco de una amplia operación internacional coordinada por el FBI, que ha llevado a cabo la investigación sobre las actividades de este portal de descargas, que, hasta su intervención, fue uno de los más empleados en la Red.

El lunes, al terminar la vista, de unas cuatro horas, el magistrado neozelandés indicó que necesitaba un tiempo para examinar los argumentos esgrimidos por la defensa del acusado y la fiscalía. Tras su detención, el tribunal decretó prisión preventiva para el informático alemán, de 38 años, y sus compatriotas Finn Batato, de 38 años, y jefe técnico del portal, y Mathias Ortman, de 40 años y cofundador de Megaupload, así como para el holandés Bram van del Kolk, de 29 años. Los otros tres ejecutivos permanecerán también en prisión preventiva hasta que se decida su situación en otra vista sobre su petición de libertad condicional.

EXTRADICIÓN A EEUU

El juez McNaughton considera que su decisión sobre la petición de libertad condicional de Dotcom influirá en su fallo respecto a la solicitud de sus asociados. En el caso de que se apruebe la extradición, los cuatro detenidos serán procesados en Estados Unidos de cargos por crimen organizado, blanqueo de dinero y violación de la ley de derechos de propiedad intelectual, delitos por los que pueden ser condenados a una pena máxima de 50 años de cárcel.

Las autoridades de Estados Unidos cerraron el jueves pasado Megaupload al considerar que forma parte de "una organización delictiva responsable de una gran red de piratería informática mundial" que ha causado más de 500 millones de dólares en pérdidas al transgredir los derechos de autor de compañías. En operaciones en varios países vinculados al caso fueron detenidos en Alemania Sven Echternach, de 39 años, y en Holanda el estonio Andrus Nomm, de 32 años.