El fuerte oleaje obliga a desalojar viviendas en playas de Cantabria

El mar vuelve a dañar el dique del rompeolas de Bermeo

sociedad

| 04.03.2014 - 13:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El temporal de fuerte viento y oleaje registrado en las últimas horas en Cantabria, y que ha coincidido con una marea muy elevada, ha "machacado" las viviendas ubicadas en la playa de Somo, en Ribamontán al Mar, que han tenido que ser desalojadas.

En concreto, se han desalojado tres de los nueve chalés que están habitados habitualmente, ya que el resto -la urbanización está compuesta por 18 viviendas- suelen estar ocupadas por veraneantes, según ha indicado el alcalde, Francisco Asón.

El alcalde ha señalado que "lo más fuerte" se ha registrado en estas viviendas, que ya se vieron afectadas el fin de semana por el temporal, que destrozó las terrazas de acceso de varias casas y el pórtico de entrada. "El mar les ha tirado las terrazas y escaleras de acceso, y los vecinos no tienen por donde salir", ha explicado el regidor, que también ha apuntado que las olas están rompiendo ahora contra el muro de la urbanización.

LA ARENA "ENTRA 200 METROS" EN SOMO

En el resto de la playa también se han registrado daños, pues el fuerte oleaje, unido a la elevada marea, se ha "llevado" las duchas y los baños, algo que ha ocurrido en otros arenales del municipio, como en Galizano y Loredo.

La localidad de Somo también se ha visto afectada por el temporal, ya que por ejemplo la arena ha entrado "hasta 200 metros en el pueblo", ha destacado el regidor, que ha subrayado asimismo los desperfectos ocasionados en el mobiliario urbano, así como en el saneamiento.

Ha precisado al respecto que unas 30 personas trabajan ya en las labores de limpieza. Además, dos máquinas se encargan de retirar escombros, piedras y residuos depositados por el pueblo tras el temporal.

EL MAR SE LLEVA PASARELAS, BAÑOS Y DUCHAS DE LAS PLAYAS

En Loredo, los mayores daños se han registrado junto a la playa, en las pasarelas y otros elementos de mobiliario urbano, y en el parque y aparcamiento de la zona. Y en Galizano, el mar ha afectado a la pasarela de madera por la que se accede a la playa y a los baños instalados en el arenal. "Se ha llevado todo", ha apostillado el alcalde.

Asón ha explicado que técnicos municipales trabajan en la evaluación y valoración de los daños, al tiempo que en el Consistorio están a la espera de reunirse con representantes de la Delegación del Gobierno y la Demarcación de Costas en Cantabria.

"SE VA A METER EL MAR EN EL PUEBLO"

El fin es adoptar medidas porque, por ejemplo, en Somo el mar se ha "llevado" también la duna, de modo que al no haber protección, si coinciden otra vez una elevada marea con un fuerte oleaje se va a "meter el mar en el pueblo", ha avisado Asón.

"De nada sirve la limpieza y reparación si no se toman medidas de contención", ha expresado el regidor, que calcula que las playas, --a las que el mar "ha dejado sin arena"--, estarán repuestas de cara al verano.En este sentido, Francisco Asón ha indicado que en algunos metros el oleaje se ha llevado hasta "cuatro metros" de arena. "Es tremendo", ha concluido.

EL MAR VUELVE A DAÑAR EL DIQUE DEL ROMPEOLAS DE BERMEO

Mientras, los golpes de mar han causado destrozos en el dique del rompeolas de Bermeo en dos puntos, han dañado el pavimento y han vuelto a mover algunos de los bloques de hormigón instalados tras el último temporal, según han informado fuentes municipales.

Estos daños han sido causados por las embestidas del oleaje durante la pleamar de las 06.00 horas y en la noche de ayer, lunes.Como consecuencia del temporal, el ayuntamiento mantiene cerrado el puerto de Bermeo en la zona de Atxetak y ha prohibido el acceso de vehículos."Estamos trabajando en ir cubriendo todo lo que podamos e ir solventando el problema", ha explicado Josu Unanue, teniente alcalde de Bermeo.

Los bloques de hormigón desplazados esta mañana por el Gobierno Vasco volverán a ser recolocados, de forma que sus aristas queden de nuevo posicionadas frente al mar para que puedan cortar el golpe de las olas.

En la tarde de ayer, el fuerte oleaje desplazó tres de los bloques de hormigón instalados en el dique de Bermeo, que por la noche fueron recolocados por los servicios técnicos del Gobierno.Como consecuencia del temporal, el agua ha vuelto a entrar esta mañana en las lonjas de pescadores localizadas en el puerto de este municipio, donde también penetró en la tarde de ayer.