El estilo de vida crea diferencias en los microbios bucales de los jóvenes

sociedad

| 11.03.2016 - 18:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El consumo de bebidas azucaradas, el tabaco, la higiene bucodental e incluso la distribución geográfica o convivir con una mascota son factores que crean diferencias en los microbios bucales de los jóvenes españoles. Los primeros resultados del proyecto de ciencia ciudadana Saca la lengua, que se han presentado en Barcelona, han revelado diferencias en el microbioma de los jóvenes según distintos factores como los hábitos alimentarios.

El proyecto, impulsado por el Centro de Regulación Genómica (CRG) y la Obra Social la Caixa, ha contado con una muestra significativa de saliva de 1.500 jóvenes de todo el país, lo que ha permitido obtener el retrato robot del microbioma bucal de este colectivo.

"Hemos observado un patrón general que se repite en todas las muestras, pero dentro de éste se han encontrado diferencias significativas entre las especies de microbios menos representadas", ha explicado el responsable del grupo Genómica Comparativa en el CRG y coordinador científico del proyecto, Toni Gabaldón.

Las variaciones están relacionadas con el estilo de vida, como el consumo de bebidas azucaradas o el tabaco, así como la higiene bucodental, la ubicación geográfica, no solo según la provincia sino también entre ciudades y pueblos, e incluso se han detectado cambios en las personas que conviven con alguna mascota, en cuya saliva se encuentran microbios abundantes en la saliva de los animales.

"Esto no significa que, por ejemplo, los habitantes de Barcelona y los de Madrid tengan un microbioma muy distinto", ha apuntado Gabaldón, "pero el objetivo final es que estas pequeñas variaciones según los distintos factores nos permitan determinar los hábitos de cada persona, aunque no es tan fácil ya que también influyen otros factores".

En otras palabras, la investigación se basa en las respuestas de un cuestionario de más de 30 preguntas formulado a los jóvenes que han donado su saliva, lo que permite relacionar su estilo de vida con el microbioma, pero la finalidad es "invertir el sentido del análisis" y que la composición microbiana bucal describa las conductas de los adolescentes.

De este modo, el estudio pretende anticiparse a los problemas de salud relacionados con los microbios bucales y "alterar la composición del microbioma para intentar evitar la enfermedad", ha explicado Gabaldón. Las conclusiones del estudio aún son preliminares, aunque ya reflejan determinadas tendencias, y se estima que el análisis terminará a finales de año cuando se publicarán los resultados en revistas científicas de referencia.

Los jóvenes españoles no han participado en "Saca la lengua" únicamente con la donación de su saliva, sino que también se convocó un concurso en el que los estudiantes podían proponer trabajos de investigación basados en el proyecto. "Lo más excitante es comprobar que a la sociedad le interesa la ciencia", ha afirmado el director del CRG, Luis Serrano, quien ha defendido la importancia de que la sociedad se involucre en proyectos científicos.

En total, Saca la Lengua ha contado con la participación de 4.000 personas, que han aportado su muestra de saliva o bien han analizado una secuencia para identificar las bacterias o han propuesto un trabajo mediante el análisis de los datos resultantes de la recogida de muestras. El grueso de los participantes en el proyecto de ciencia ciudadana "Saca la Lengua" se encuentra en la franja de edad comprendida entre los 15 y los 17 años de edad.