El espeleólogo madrileño permanece en zona segura antes de ser rescatado de la cueva

Cecilio López Tercero cumple siete días herido en la cueva de Perú

sociedad

| 26.09.2014 - 11:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El espeleólogo madrileño Cecilio López Tercero ha sido instalado en un "punto caliente" (zona de seguridad) de la cueva de la selva peruana en la que está herido desde el jueves pasado y todo ha quedado listo para su rescate, informó el Espeleo Club Andino.

El peruano James Apaéstegui, investigador del Instituto Geofísico del Perú (IGP) y presidente del Espeleo Club Andino, declaró en una rueda de prensa en Lima que los expertos han instalado a López en el "punto caliente" para protegerlo de las bajas temperaturas y la humedad en la cueva, que llegan a los 10 grados y 100 %, respectivamente.

Apaéstegui, quien hasta el miércoles coordinó los trabajos de rescate en la cueva Intimachay, explicó que este "punto caliente" comprende una tienda de campaña, el aislamiento del suelo y la colocación de velas para darle calor al ambiente. Los miembros del Espeleo Club Andino, integrado por expertos peruanos y franceses, fueron los primeros especialistas en llegar a la zona del accidente, después de que lo hicieran bomberos peruanos.

Apaéstegui relató que López recibió los primeros auxilios del médico y bombero voluntario peruano Fermín Lavado, quien permaneció 24 horas dándole asistencia de emergencia en la cueva, que con sus casi dos mil metros es una de las más extensas descubiertas en Perú.

"Es un ambiente complicado, difícil", comentó antes de explicar que las características de la cueva, con salientes, pasos estrechos y la caída constante de agua hace que se deba elaborar "una estrategia de extracción responsable".

Para un experto, recorrer la cueva requiere de unas tres horas y media ya que tiene un grado de dificultad que hace que en casi el 80 % del recorrido se tengan que instalar cuerdas. "Por eso, sacar al herido va a ser complicado", añadió antes de ratificar que en la operación deben intervenir decenas de personas altamente entrenadas.

Los espeleólogos peruanos y franceses que participaron en la primera fase del rescate señalaron que ya han instalado las cuerdas y medidas de seguridad para proceder a la extracción, que incluye otro "punto caliente" colocado a 300 metros de profundidad.

Una vez que López sea trasladado a ese lugar, serán las autoridades del Instituto de Defensa Civil (Indeci) peruano y los expertos españoles que han llegado al lugar las que determinarán el momento en el que se procederá a sacarlo.

Esta operación demandará de varios equipos para realizar turnos y luego intervendrán militares peruanos para llevar la camilla desde la entrada de la cueva, ubicada en una zona muy escarpada, hasta un lugar donde aterrizará un helicóptero de la Fuerza Aérea Peruana.

Apaéstegui confirmó que las operaciones están ahora bajo la supervisión del coronel del Indeci Edgar Ortega, quien declaró hoy a Efe que solo se está a la espera de que se incremente el número de expertos que van a participar en la operación.

EL RESCATE

El rescate está coordinado por Luis Díaz, del equipo de Espeleosocorro de Madrid, quien dirige a una veintena de espeleólogos españoles y franceses llegados durante los últimos días a la cueva Intimachay, ubicada en Leymabamba, en una zona de difícil acceso de la región selvática de Amazonas.

Otro grupo de 33 socorristas españoles es esperado mañana en la zona, por lo que a partir de ese momento la extracción dependerá en gran parte de las condiciones climáticas, ya que está lloviendo en la zona.

López, quien se encuentra estable, "de buen ánimo" y asistido por una médico y una enfermera, sufrió en su caída un fuerte golpe en la zona lumbar y deberá permanecer inmovilizado mientras es sacado con poleas en una camilla.

La fiscal Noelia Leiva, quien supervisó el miércoles las labores de la operación, dijo a Efe que un grupo de ocho integrantes de la Fuerza Aérea del Perú ya ha preparado una zona de aterrizaje para el helicóptero que deberá trasladar al herido a un centro médico.