El equipo médico que operó a Enrique Morente declara ante el juez

sociedad

| 21.09.2011 - 20:06 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
79.4%
No
20.6%

El equipo que operó al cantaor Enrique Morente, fallecido en diciembre de 2010 por las complicaciones sufridas en la operación para tratar un cáncer de esófago, ha prestado hoy declaración en el juzgado de instrucción 52 de Madrid, han informado a Efe fuentes jurídicas.

El cirujano Enrique Moreno y la mayor parte de los miembros de su equipo han acudido al juzgado de Plaza Castilla para testificar en el sumario abierto tras la denuncia de la familia de Morente por presunta negligencia, pero no ha trascendido nada del contenido de la declaración.

Además del equipo médico, el diestro Javier Conde, esposo de Estrella Morente, también se ha personado en el juzgado pero finalmente su declaración ha quedado aplazada, según han precisado a Efe fuentes familiares. Junto a Conde queda por declarar un médico que ha presentado como testigo la familia de Morente.

El juzgado investiga el posible caso de "grave negligencia médica" denunciado por la familia del cantaor, que ha afirmado que Morente murió "desangrado" y que la autopsia ha confirmado que no falleció como consecuencia del cáncer de esófago. En un comunicado emitido en el mes de mayo, la familia Morente señaló que lo que la autopsia ha confirmado es una "parada cardíaca" mientras "le estaba reinterviniendo por segunda vez" el doctor Enrique Moreno.

En ese momento, según la historia clínica, "el paciente llevaba horas perdiendo sangre después de la primera cirugía que se le había practicado", añadía la nota.

El informe de la autopsia al que tuvo acceso Efe afirma por su parte que Enrique Morente murió por un "deterioro multiorgánico" originado por las complicaciones sufridas en la operación para tratar un cáncer de esófago. Morente, de 67 años, falleció el 13 de diciembre pasado, una semana después de ser operado por segunda vez de un cáncer de esófago por el doctor Enrique Moreno, premio Príncipe de Asturias en 1999, catedrático de Patología Quirúrgica de la Universidad Complutense y jefe de Cirugía General del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

La familia, que siempre informó y defendió ante la prensa que Morente ingresó en la clínica La Luz de Madrid por una úlcera de estómago, decidió denunciar al médico por presunta negligencia y solicitó la elaboración de una autopsia. El equipo médico que intervino a Morente, ante las informaciones periodísticas "erróneas" y las declaraciones de los allegados al cantaor que insistían en que sólo sufría una úlcera, hizo público el 14 de diciembre un comunicado en el que aseguraba que padecía "un cáncer de esófago de 4,5 centímetros de diámetro, localizado en el tercio medio, con metástasis linfáticas".

La autopsia fue practicada el 14 de diciembre en el Instituto Anatómico Forense de Madrid. El informe final señala que Morente "sufría un carcinoma de esófago de tercio medio-inferior" y que como consecuencia de ello había sido sometido a una esófago-gastroplastia "programada".